PuroMarketing

Prácticamente uno de cada cinco internautas usa un adblocker en su navegación online

Hace unos años, el crecimiento del uso de los sistemas de adblockers se convirtió en una de las pesadillas de medios, de plataformas online y de anunciantes. Los anuncios, la piedra angular sobre la que se asienta la supervivencia económica de internet, estaban viéndose amenazados por el creciente uso de los sistemas que bloqueaban que se sirviesen.

La realidad funcionaba como una lección para las empresas de cómo los consumidores se habían hartado de que hiciesen mal las cosas. La industria de la publicidad online había abusado de ciertos formatos publicitarios que resultaban especialmente molestos a los internautas, pero que empleaban como herramienta para garantizarse que tendrían impresiones y algún que otro clic. El hartazgo, sumado a la preocupación creciente por la privacidad y por lo que las marcas sabían de los consumidores, impulsó el uso de los adblockers.

Durante unos cuantos meses, el tema estuvo por todas partes y se convirtió en la preocupación recurrente de la industria. Luego, cuando los números de uso parecieron estancarse, el hype se calmó y la industria pareció pasar a otra cosa. Pero ¿realmente los adblockers habían tocado techo y el problema había dejado de ser uno de primer nivel? ¿O siguieron las cosas operando y creciendo mientras la industria se obsesionaba con otros temas?

Los últimos datos sobre uso de adblockers invitan a pensar que el problema está lejos de haberse calmado y que los adblockers siguen siendo un tema preocupante para la industria publicitaria. El último análisis de PageFair deja claro que ahora mismo el uso de adblockers es el doble que el que se registraba en 2015. En el cuarto trimestre de 2019, 764 millones de personas usaban un adblocker en su ordenador personal o en su dispositivo móvil. Esa cantidad supone ya el doble de la cifra de usuarios que empleaba este tipo de herramientas en los primeros meses de 2015.

Esto implica que la presencia de estas herramientas en el uso diario de la red de los ciudadanos es muy elevado.

Teniendo en cuenta, como señalan en MarketingWeek, que en el mundo existen 4.100 millones de internautas y que, según los datos de PageFair, 764 millones emplean un adblocker, se puede estimar que el 18,5% de los internautas ya navega por la red con un sistema de bloqueo de publicidad. Estos datos implican que prácticamente uno de cada cinco internautas está usando ahora mismo un adblocker para navegar por la red.

Más presentes en dispositivos móviles

Y no solo eso: las cifras también dejan claro que el uso de sistemas de bloqueo tiene un impacto muy elevado en los dispositivos móviles, que son, no olvidemos, la pasarela publicitaria favorita que emplean ahora mismo los marketeros para llegar a sus potenciales consumidores.

De todos los usuarios de adblockers, 236 millones emplean el sistema para bloquear la publicidad en escritorio. Muchos más son los que la emplean en dispositivos móviles: 527 millones bloquean contenidos publicitarios en sus terminales móviles.

Esto supone que ya prácticamente se bloquea dos veces más publicidad en móvil que en escritorio, como señalan en MarketingWeek. Igualmente, muestra una tendencia al alza. Aunque el uso de adblockers en escritorio ha caído un 16,3% desde el primer trimestre de 2017, en el mismo período ha crecido un 70,5% en dispositivos móviles.

Por tanto, el problema no ha desaparecido en la lista de cuestiones que complican el trabajo de los marketeros en la red e incluso se ha movido a uno de sus puntos más sensibles.