PuroMarketing

Los consumidores creen que están recibiendo mensajes poco relevantes

La automatización es una de las piezas básicas de la publicidad online. Los marketeros dejan en sus manos el servir anuncios en la red porque, con ello, ganan en tiempo pero también en recursos. Los algoritmos se encargan de elegir los mejores espacios para sus anuncios y servírselos a los consumidores más interesados.

Sin embargo, la publicidad programática ha protagonizado diversos escándalos en los últimos años y se ha posicionado de una manera más cuestionada. Dejar en manos de la automatización dónde se sirve qué abre la mano a riesgos de marca, ya que los anunciantes se exponen a que sus anuncios acaben en espacios no deseados y vinculados a contenidos tóxicos.

Además, los estudios han ido demostrando de forma clara que usar medios premium para servir anuncios tiene un retorno importante: los anuncios ganan en apreciación y mejoran sus datos.

A pesar de todo la automatización sigue al alza y siendo empleada de forma recurrente por los responsables de publicidad online de las empresas. Los marketeros le ven una serie de beneficios clave que hacen que todo, al final y según su modo de ver, compense.

Esto, aun así, no solo choca con los puntos complejos que la publicidad programática está protagonizando en los últimos años, sino también con la propia visión que los consumidores tienen de las cosas. Puede que los marketeros crean que todo es muy útil, pero los internautas no lo ven de la misma forma.

El último estudio sobre la cuestión ha sido elaborado por Zapier y sus conclusiones permiten visualizar esta dicotomía. El estudio preguntó a los marketeros por la automatización en general, que, no olvidemos, puede ir mucho más allá de escoger qué anuncios se muestran o no y se puede aplicar a muchas más áreas del marketing y la publicidad. Para los marketeros, la automatización simplifica su trabajo.

Así, un 84% de los encuestados cree que la automatización en marketing les está ayudando a sobrevivir a los tiempos complicados de la pandemia.

En general, el apoyo que supone la automatización implica una reducción del estrés de su día a día laboral y también a bajar su sensación de estar quemados con su trabajo. Se podría decir que la automatización ayuda a reducir aquellos trabajos que resultan más frustrantes y dan pocas recompensas morales.

Lo que creen los consumidores

Además, la automatización está haciendo más sencillo que los marketeros conecten con los consumidores, o al menos eso es lo que ellos piensan. Todas esas tareas que han automatizado les permiten encontrar de forma más simple y sencilla con qué consumidores deben conectar, cuándo o cómo.

Sin embargo, la opinión de los consumidores en este terreno no es igual de optimista. Ellos no ven las cosas tan de color de rosa.

Los datos del estudio de Zapier se completan con otros de DMA, que recoge BizReport. Este estudio concluye que el 58% de los compradores siente que recibe mensajes de las marcas (en este caso vía email marketing) que son poco relevantes. Solo uno de cada seis consumidores siente que los mensajes recibidos son de verdad interesantes para ellos desde el punto de vista de lo que quieren o lo que necesitan.

Por tanto, los marketeros están saturando a sus consumidores potenciales con morralla. Están lanzando mensajes y más mensajes que podrían tener un eco con sus consumidores pero que no lo logran. Son simplemente basura cibernética que al consumidor poco le aporta.