PuroMarketing

La mayoría de los consumidores ve los vídeos en su móvil sin sonido y ese comportamiento se está contagiando a otros canales de contenidos 

Los consumidores llevan siempre con ellos sus smartphones y están siempre conectados. Este dato se ha convertido casi en una de esas verdades de Perogrullo, siempre repetidas y compartidas como una especie de afirmación total. Es, se podía decir, lo que es: el crecimiento en la penetración de los dispositivos móviles y el hecho de que las velocidades de conexión móviles sean mayores y mejores así lo ha conseguido.

Pero que los consumidores estén siempre conectados con sus dispositivos móviles ha tenido un efecto dominó sobre muchas cosas. Se suele hablar de cómo hace que estemos siempre buscando información y socializando en los procesos de compra (¿quién no ha pedido una opinión ajena por WhatsApp antes de comprar algo?, por ejemplo), pero no debe olvidarse que esta realidad también ha cambiado cómo percibimos los anuncios.

Además de las puertas que ha abierto a nuevos formatos publicitarios, como los anuncios segmentados por geolocalización o los relacionados con búsquedas locales, también ha cambiado la atención que prestamos a las campañas o el modo en el que 'vemos' estas acciones de las marcas. No se trata únicamente de que estemos más despistados por toda la información que nos rodea, sino también que el modo en el que vemos la información cuando navegamos desde el móvil y especialmente on the go es distinta.

Y uno de los escenarios en los que las cosas cambian mucho es en cómo procesamos los anuncios de vídeo o incluso los vídeos de las marcas. No es lo mismo ver un anuncio de vídeo en tu casa, sentado delante de la smart TV antes de que empiece el contenido que quieres ver, que cómo se ve un anuncio cuando estás viendo un contenido desde tu smartphone.

Por todo ello, no sorprende que un comportamiento que hace unos años parecía emergente, con los vídeos sepultados en los feeds de las redes sociales (y que ya hacía que la mayoría de los vídeos de Facebook se viesen sin sonido), sea ahora mayoritario y se aplique a todas partes. Los consumidores están viendo la mayoría de estos contenidos sin sonido.

Esto es lo que apunta un estudio reciente elaborado por Sharethrough: cada vez estamos viendo más vídeos sin sonido y, aunque esta tendencia domina de forma notable en el móvil, está empezando a contagiar cómo se ven los contenidos en otras áreas, como ocurre con la televisión.

Como explica uno de los responsables del estudio, y recoge Advanced Television, el crecimiento del consumo de vídeo móvil y el hecho de que los internautas se hayan acostumbrado a consumidor contenidos en sites organizados en torno a un feed (como ocurre con las redes sociales) los ha acostumbrado a su vez a ver los vídeos de un modo diferente. Los ha conectado a la idea de verlos sin sonido.

Cuántos vídeos se ven sin sonido

La respuesta a cuántos vídeos se ven sin sonido en internet cambia según el entorno en el que se opere. En todos ellos, es un porcentaje lo suficientemente elevado como para que sea notable.

Así, los móviles se han convertido en un entorno eminentemente silencioso. Un 75% de los encuestados asegura que mantiene su móvil en silencio cuando está accediendo a sites que sirven los contenidos en feeds (los más populares: los social media), incluso cuando están viendo vídeos. De hecho, un 72% apunta que es más probable que vean un vídeo si este tiene subtítulos. Al fin y al cabo, si no quieres activar el sonido sí buscas saber qué dice de otra manera.

El cambio está empezando a contagiar lo que ocurre en otros medios. Un 66% de los encuestados asegura que ahora ve vídeos en su ordenador de forma más probable si tienen subtítulos. Un 55% dice lo mismo de la tele. La cantidad de gente que ve la tele con subtítulos, aseguran, ha crecido de forma general.

Este estudio no es ni el único ni el primero que ya apunta, de una manera o de otra, en esta dirección. Otro análisis, británico y de hace unos meses, ya indicaba que los consumidores empezaban a sentir que todos los vídeos deberían llevar subtítulos.

Lo que esto supone para las marcas y su estrategia de marketing digital

Todo esto implica cambios para las marcas, que deben estar muy atentas a qué hacen y cómo para seguir conectando con los consumidores. Si quieren que toda la información que lanzan en sus vídeos dentro de su estrategia de marketing digital llegue a los consumidores, tendrán que cuidar muy mucho qué hacen y cómo presentan la información.

Por mucho que a tu equipo de diseño les guste la idea de que los espectadores tengan una experiencia completa y escuchen esa voz, deben ser conscientes de que lo más probable es que vean ese vídeo sin sonido y que funcionen con ese marco de trabajo.