PuroMarketing

Estar en todas las redes y publicar sin una estrategia no dará más notoriedad o ventas a una marca

Los expertos advierten que no basta con abrirse una cuenta en la red social de moda y subir vídeos sin más. Como en cualquier campaña de marketing, el estudio previo es vital.

Las redes sociales se han convertido en uno de los principales canales para las estrategias de marketing y comunicación de empresas y marcas. La cifra de usuarios de redes en todo el mundo, más de 3.500 millones, indica no solo la necesidad de tener presencia en ellas, sino la oportunidad de negocio que representan. Según explican desde titbit.tv, incluso las empresas B2B están cada vez más presentes en este canal. "Hay estudios que afirman que el 83% de ellas utilizan las redes para promocionarse.

Perfil en todas las redes, ¿sí o no?

"Uno de los principales errores de las marcas es que quieren estar en todas las redes, y cuando una se pone de moda, como ahora TikTok, automáticamente se abren una cuenta". Arnau Seix, cofundador de Titbit.tv, advierte que antes de hacer esto hay que definir muy bien tus objetivos y estudiar los públicos de cada red social para que tu estrategia sea efectiva. Cada red social tiene un estilo o tono característico, y hay que elegir qué redes se adaptan al nuestro y no al revés.

Consejos para producir vídeos para redes sociales

Los usuarios de las redes las utilizan como un entretenimiento, y son menos receptivos a comunicaciones publicitarias o anuncios. Por ello el vídeo es una de las mejores opciones para comunicar en redes, ya que generan más engagement y son más atractivos visualmente. "Los beneficios de publicar vídeos en RRSS están más que demostrados: incrementan la notoriedad, el compromiso con la marca, las ventas... Incluso en plataformas como Instagram o TikTok, los hashtags se pueden convertir en una excelente herramienta de captación de leads", enumera el cofundador de Titbit.tv, Adrià Coll.

Postear vídeos vs. Postear fotos

No hace falta que el 100% de las publicaciones en redes sociales sean vídeos, señalan desde la plataforma, pero "hemos detectado que hay marcas que aún no utilizan el videomarketing, una desventaja frente a los competidores que sí lo hacen". Los vídeos tienen más engagement que las imágenes: las interacciones aumentan de un 15% a un 50%.

Audio off

Un aspecto importante es que el vídeo en redes sociales se consume sin audio, ya que la mayoría de redes lo silencian por defecto. "El vídeo que base su creatividad en el audio no es óptimo para redes, pero de incluirlo, hay que insertar subtítulos, ya que incrementan un 20% la notoriedad de marca.

Duración y formato

Realiza vídeos cortos, los de 15" o menos incrementan un 7% la notoriedad de marca. Y cuanto más grande, mejor: un post de Instagram a 1:1 o 4:5 funciona mejor que un post a 16:9, ya que este último ocupa menos espacio cuando se hace scroll en redes, algo muy importante cuando se visualiza en móvil, que en es en la mayoría de los casos.

Atracción

Parece una obviedad, pero es de vital importancia: crea un contenido visualmente atractivo. Una de las características de las RRSS es la ingente cantidad de información que mueven, y los usuarios deciden si ven un contenido en los tres primeros segundos.

El anuncio de la tele no sirve

Un spot pensado para la televisión no genera el mismo engagement en redes sociales, ya que no suele cumplir con los requisitos comentados (formato, duración, subtítulos, audio desactivado...). Hay que tener una estrategia global, sí, pero creando diferentes ejecuciones para cada canal o medio.

Vigencia: El contenido determinará si el vídeo pierde o no actualidad. Un tutorial es atemporal y siempre será relevante, pero un contenido basado en una efeméride pierde su relevancia al día siguiente. Hay que generar contenido constantemente para el always-on.

El vídeo en Instagram: el post vs. stories y reels

Instagram es una de las redes sociales que más y mejor sabe adaptarse a las tendencias, incluso a aquellas que tienen su origen en otras redes. Por ejemplo, lo están haciendo ahora con reels, una forma de hacer frente al éxito de TikTok. Pero ojo, insisten desde Titbit.tv, "solo porque Instagram haya sacado una nueva funcionalidad no implica que tu marca la tenga que utilizar. Hay que estudiar bien sus posibilidades, ver si realmente puedes sacarle provecho y si se adapta a la personalidad de tu marca. En este caso, estamos viendo como TikTok genera más confianza hacia las marcas, ya que el contenido que se consume en esta red es más directo y honesto, así que es interesante ver cómo utilizar reels en Instagram para realizar este tipo de comunicaciones. Eres una marca, tienes un producto o servicio, y el usuario sabe que se lo quieres vender. No lo ocultes".

Si hay algo que se ha erigido como el campeón de campeones en Instagram es el story, y aun así hay estudios que indican que el alcance de un post es tres veces mayor. "Esto reafirma lo dicho anteriormente: que algo esté de moda, no significa que vaya a ser lo más efectivo en nuestra estrategia". Entonces, ¿descartamos las stories? No, porque hay momentos en los que es mejor utilizar un story que un post, ya que, al desaparecer en 24 horas, nos permite jugar con promociones, crear encuestas, donaciones, preguntas, cuestionarios... son más interactivos que un post.