PuroMarketing

Tras no pocos años desde que empezase este proceso, la Audiencia Nacional acaba de rechazar el recurso de Mediaset: Telecinco ha sido multada con 324.000 euros por hacer publicidad encubierta de productos de salud en un microespacio especial que en los últimos tres meses de 2014 incluía el programa Sálvame.

Y, aunque aún le queda a Mediaset la oportunidad de llevar su caso al Tribunal Supremo, la decisión de la audiencia y el que le haya dado la razón a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se ha convertido en una especie de nuevo clavo definitivo en el ataúd de cómo se percibe a la cadena y cómo se ve también a la compañía detrás de ella.

Porque en los últimos años Telecinco se ha labrado una fama de la cadena en la que se encuentra la "tele basura" (aunque en realidad el concepto en sí sería muy debatible, como también lo es dónde y quién la emite), pero también - multa tras multa y expediente sancionador tras expediente sancionador - de ser quien está jugando más en el filo en lo que a publicidad y prácticas cuestionables toca. Telecinco se ha coronado - o al menos esa es la percepción que genera - como la reina de la televisión en lo que a publicidad encubierta.

La lista de expedientes sancionadores de la CNMC también abarca una multa de 600.006 euros por publicidad encubierta de productos de belleza en un microespacio en ¡Qué tiempo tan feliz! ya en 2015 o el que en 2013 ya se hizo firme otra acción sancionadora por publicidad encubierta en Escenas de matrimonio o en una película por algo más de medio millón de euros. Son solo dos ejemplos más.

Por supuesto, los programas de Mediaset y de Telecinco no son los únicos que protagonizan este tipo de sanciones y este tipo de escándalos y la lista de multas y sanciones abarca muchas más cadenas y muchos más programas, aunque Sálvame, uno de los programas estrella de Telecinco, ha ido protagonizando una cantidad notable de estos procesos.

La cadena no solo tiene problemas con publicidad encubierta y también fue multada por superar el tiempo publicitario permitido. Con Atresmedia protagonizaron una acusación por un uso excesivo de la publicidad.

Las multas ¿salen a cuenta?

Toda esta sucesión de expedientes y de acusaciones de la CNMC llevan a plantearse por qué se siguen haciendo las cosas y qué es lo que lleva a que las televisiones no cambien sus prácticas. ¿Por qué Sálvame y Telecinco siguen usando formatos publicitarios que van en contra de la normativa y por los que ya han protagonizado quejas y multas? Hay quien diría que a las televisiones esto les sale a cuenta.

En cierto modo, viendo los números, se podría llegar a la misma conclusión. Solo entre 2013 y 2016, las televisiones en España acumularon unos 36 millones de euros en multas. De esa cantidad, 11 millones venían de comportamientos irregulares en publicidad. Excesiva duración de los anuncios, formatos publicitarios cuestionables y uso indebido de contenidos en horario infantil fueron las razones principales de estos procesos sancionadores.

Las televisiones decían entonces que en realidad esos comportamientos no les compensaban, pero a pesar de todo no han dejado de hacerlos. Teniendo en cuenta que si se pierde dinero las empresas cambian el rumbo, no es difícil poner en cuarentena sus afirmaciones.