PuroMarketing

Según se desprende del estudio desarrollado por conjuntamente por Siemens Enterprise Communications y la consultora Yankee Group,  El 70% de los consumidores quiere interactuar con las marcas a través de internet, aunque sólo un 30% de las compañías están realmente preparadas para ello.

Los datos del estudio indican claramente la predisposición y el papel de los nuevos consumidores a participar y formar parte de la conversación con las marcas a través de los medios y redes sociales. Sin embargo, el hecho de que muchas empresas reniegen o no se decidan a iniciar su actividad en este tipo de medios supone uno de los principales factores que reflejan que la gran mayoría de empresas aun no están preparadas para afrontar la nueva era de la comunicación y el marketing social.

Es estudio que profundiza sobre la importancia de las redes sociales en los negocios y en las comunicaciones empresariales, destaca el hecho de que la gran mayoría de empleados y consumidores prefieren usar las redes sociales para sus comunicaciones empresariales, señalando además que la satisfacción media del cliente con las actuales interacciones de negocio a través de este tipo de medios, es tan sólo del 65 por ciento y que un tercio de las compañías siguen sin contar con políticas formales de redes sociales, no permiten su uso para trabajar o tienen reticencias para participar en ellas.

De forma paralela, otros datos del informe indican que casi el 60% de los consumidores afirman que el alcance que ofrece una compañía a través de las redes sociales, aumentaría la lealtad y confianza hacia esa compañía o sus marcas.

En cuanto al tiempo dedicado a estos medios, el 50% de los encuestados afirmaban utililizar o acceder a las redes sociales de forma diaria o varias veces al día,  y que casi el 70% de los empleados demandan y requieren mejores herramientas para manejar las redes sociales en sus negocios.

Zeus Kerravala, vicepresidente de investigación empresarial para Yankee Group, indicaba en este sentido como las redes sociales están cambiando la manera en la que los negocios, clientes y empleados interactúan, creando nuevas oportunidades para las empresas. En la medida en la que se fomenta la integración de nuevos recursos y herramientas las empresas podrán mejorar las interacciones con sus clientes y consumidores y aumentar el impacto positivo en la colaboración y productividad del empleado.