PuroMarketing

Ni el nombre de su jefe ejecutivo, ni nada referente a You Tube ni por supuesto a nada que tenga que ver con errores de fabricación o hackers.

Los distribuidores de iPhone tienen una larga lista de palabras prohibidas que no pueden usar en los anuncios publicitarios del nuevo iPhone 5.  La compañía Apple es muy estricta y minuciosa a la hora de exponer a sus distribuidores las normas, restricciones y limitaciones de sus anuncios.

Las instrucciones sirven para cualquier tipo de promoción, digital o impresa, y exige que cualquier anuncio tiene que ser aprobado previamente. Fuentes de la industria señalan que los distribuidores que no cumplen con los dictados de la compañía corren el riesgo de dejar de proveer productos de Apple. Ésta se reserva el derecho de revisar todos los lugares en los que se ha colocado el anuncio y solicitar al anunciante que lo retire si entra en conflicto con sus intereses.

No es frecuente que los proveedores tenga tanto control sobre el negocio de los distribuidores, pero es cierto que está política le está dando resultados a Apple porque su imagen de marca es consistente y una de las más fuertes del mundo.

La guía prohíbe anuncios en paneles de autobús, taxis o aeropuertos y tampoco están permitidos los posters con imágenes de Apple en bares, hoteles, gimnasios e incluso, se detalla expresamente, consultas médicas. Los anuncios de Apple sólo pueden ir en carteles bien iluminados, centros comerciales y marquesinas de autobuses.

Para los anuncios en prensa, Apple los prefiere a página completa y en los grandes periódicos y revistas de cada zona. Los spots de publicidad han de ser durante los programas nacionales de mayor audiencia y más de la mitad de ellos en prime time. 

Prohíbe palabras tan comunes  como "el" o "nuevo" delante de la palabra iPhone, y nada de signos de exclamación y un montón de palabras negativas incluidas en una lista negra. Por ejemplo, "robado", "roto", "segunda mano", "You Tube" o "Tim Cook", el CEO de Apple. El documento, de doce páginas, deja claro a los distribuidores que no se puede hacer ningún tipo de promoción ni anuncio a través de YouTube, propiedad de su gran competidor en sistemas operativos, el Android de Google.

Según la consultora Gartner el sistema Android opera en el 64,8% de los smartphones vendidos en el mundo, mientras que el sistema iOS lo hace en el 18,8%.