Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
172 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Presencial y Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas!
  • Afronta los retos que la digitalización plantea a las empresas a nivel estratégico y operativo
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • PuroMarketing

    Los consumidores han empezado a preguntarles cosas a Cortana o a Siri, han comenzado a comprar asistentes virtuales para el hogar con los que interactúan vía voz y han iniciado un proceso de aceptación de la voz como nueva herramienta para la red. Y, mientras todo esto ocurre, las marcas y las empresas deberían estar trabajando ya en crear sus propios equipos de trabajadores del mundo de la voz.

    ¿Por qué se debería empezar a contar con este tipo de profesionales? La clave está en cómo están cambiando las cosas y cómo los contenidos de voz son cada vez más importantes. Y, sobre todo, lo que las marcas tienen que tener en cuenta es que, aunque puede que la voz no sea ahora el elemento crucial, podría serlo en el futuro próximo, o al menos eso es lo que defiende un experto en The Drum. Como explican en la columna, no hay más que pensar en los contenidos y cómo han cambiado. Antes, internet "no hacía contenidos" y ahora sí lo hace. No hay más que pensar como en el pasado en la red se repetía siempre que la gente no leía nada que fuese demasiado largo para verlo.

    La voz será lo que revolucione el futuro. Como recuerdan, la interfaz de voz podría ser la que marque la nueva era. Ya ahora los asistentes funcionan con órdenes de voz y son cada vez más populares. En el futuro, su uso y su penetración irá creciendo más y más, lo que creará un nuevo terreno de juego. Además, cada vez las herramientas que reconocen la voz son más sofisticadas y más eficientes, lo que hace que no quede más remedio que tener en cuenta cómo esto funcionará. Ahora, son sobre un 90% acertadas a la hora de reconocer la voz. La previsión está en que en 2019 lo sean en un 99%.

    Y si se reconoce cada vez mejor la voz y se usa cada vez mejor esta funcionalidad, a las marcas y a las empresas no les quedará más remedio que jugar con estos elementos en su posicionamiento y en su conexión con los consumidores durante el proceso de compra. Para poder estar a la altura, tendrán que estar preparados para el boom de la voz y de sus usos y tendrán que tener al equipo perfecto para ello.

    El dream team de trabajadores

    Como siempre ocurre cuando algo aparece nuevo, en algún momento del futuro se generará una elevada demanda de este tipo de profesionales y se empezará a buscar más y más a este tipo de trabajadores. Esto se sumará al hecho de que no existirán tantos profesionales preparados para esto como las marcas y empresas necesitarán, lo que llevará a un cierto problema de ajuste. ¿Deberían empezar por tanto las marcas y las empresas a prepararse?

    El dream team para trabajar en el terreno de la voz tiene que ser tanto técnico como creativo, ya que al final se necesitarán a profesionales de los dos terrenos. Así, las marcas y empresas tendrán que buscar a desarrolladores con habilidades relacionadas y a expertos en SEO que les ayuden a reorientarse a un escenario ene l que las búsquedas serán también cada vez más a través de la voz.

    Pero estos perfiles convivirán con los de estrategas de contenidos que sabrán cómo posicionarse en este ámbito, con editores de sonido y escritores que harán guiones que encajen o con analistas e investigadores que detectarán los micromomentos en los que tiene que entrar la voz.

    La imprenta online exclusiva para profesionales de las Artes Gráficas, la Comunicación y el Marketing
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar