Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Si su empresa no invierte, se queda fuera de juego
Las Pymes no pueden seguir pensando que el marketing online y el social media son todo gratis
La era del marketing online y el social media gratis ha pasado
104 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Prepárate para decidir cuáles son las mejores estrategias en situaciones de mercado complejas
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • PuroMarketing

    Gratis. Esa es la palabra poderosa que se apodera de todas las miradas. Generalmente por aquello de que lo que aparentemente es gratis, se refiere a lo que podemos conseguir sin pagar o que no cuesta dinero. Sin embargo no siempre aquello que no requiere de una inversión inicial, no tiene por que suponer ningún esfuerzo, y que cuantificado a la hora de la verdad, equivale realmente un coste real que nada tiene que ver con aquello del gratis total.

    Todo ello forma parte de un error bastante común y habitual, sobre todo entre aquellos pequeños negocios y empresas que pretenden dar el salto a Internet y a las redes sociales. La diferencia entre simplemente estar y "hacerse notar" puede llegar a tener destacadas connotaciones. Y lo más importante, puede incluso que esta diferencia se reduzca simplemente a una cuestión de recursos. Es decir, igualmente tiempo y por supuesto dinero.

    Durante mucho tiempo, Internet y las redes sociales nos han cautivado con sus bondades. Aquellas con las que precisamente, muchas han creído erróneamente que este era un mundo paralelo donde las empresas triunfaban sin apenas inversión o esfuerzo alguno. Pero lo cierto es, que aquella visión del social media casi gratuito, ha quedado lejos ante el nuevo panorama que se nos presenta y donde estar no es garantía de nada. Hay que destacar por encima del resto.

    Las redes sociales como Facebook donde muchas empresas se lanzaron a la caza y captura de millones de fans, ahora han puesto límites a este coto, a través de nuevos filtros y algoritmos que solo conducen a un único destino. Para amplificar nuestro alcance hemos de pasar por caja y gastar (invertir) nuestro dinero.

    La presencia destacada en los principales buscadores, donde el SEO y el SEM también cuestan dinero, es otro ejemplo de todo ello. Mantener una posición privilegiada, destacar, tener mayor visibilidad,... Todo ello requiere de mayores esfuerzos que el simple hecho de construir una web y esperar creyendo que así, sin más, todo el mundo llegará hasta ella para conocernos.

    Es cierto que las limitaciones de muchas empresas, y sobre todo, en el caso de los pequeños negocios, esta idea de pagar casi por todo no suena para nada sugerente. Pero no por ello, hemos de pedirle peras al olmo. Seamos realistas. Y cierto es, que muchas empresas tampoco pretenden convertirse en la estrella de los social media. Sin embargo, deben tener muy presente y aprender al menos dos lecciones. La primera es, que la simple presencia no cuesta dinero, lo que cuesta es mantenerla en el lugar que le corresponde. Y la segunda, que los riesgos de estar sin estar, pueden ser suficientes motivos para arruinar la reputación online de cualquier negocio o empresa.

    Haciendo memoria, todavía podremos recordar en el pasado más reciente, e incluso en nuestros días, aquellos casos en los que pequeñas empresas y negocios delegaban estas responsabilidades en amigos, vecinos o familiares por el simple hecho de ahorrarse un gasto concebido como "innecesario", para terminar diciendo aquello de que "ahora estamos en internet, pero seguimos sin que nos conozcan ni vendemos más de lo que vendíamos antes". Y curiosamente, son las mismas o muchas de aquellas, que luego ponen en duda el potencial de las nuevas herramientas y canales digitales, debido a su experiencia negativa. Sin embargo, y a pesar de todo ello, muchos otros negocios sí han sabido comprender que cualquier gasto, "como inversión", y destinado a la labor de verdaderos profesionales, suele terminar repercutiendo de forma positiva y de algún modo en la imagen y reputación de la propia empresa.

    Con el paso del tiempo, podremos darnos cuenta de que internet y los diferentes canales y plataformas donde tienen cabida los negocios y empresas, evolucionan. Pero también evolucionan las necesidades, los recursos necesarios, y el nivel de profesionalidad, no solo para destacar sobre los demás, sino para estar a la altura de las necesidades y exigencias reales de los consumidores y potenciales clientes.

    Los pequeños negocios pueden elegir entre "subirse" al carro internet y destinar su tiempo a presionar el botón para intentar atraer algunos seguidores, o comenzar realmente a crear una presencia novedosa con la cual comenzar a ser realmente activos y formar parte de la conversación de este universo social. Pero téngalo claro, si pretende hacerlo así, va a necesitar seguramente el trabajo de profesionales y por supuesto invertir en ello con su dinero. La era del marketing online y el social media gratis ya ha pasado, y si no invierte, se quedará en fuera de juego.

    Prepárate para una nueva forma de entender y hacer marketing · Conviértete en #eltúquequieresser
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar