Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
181 Shares
  • Periodista online y apasionada por la literatura, las nuevas tecnologías y por los zapatos. Editora...
  • Postgrado en Digital Marketing Management · El más completo y avanzado del mercado
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • PuroMarketing

    En los últimos meses, se ha visto una creciente preocupación por las noticias falsas y por el impacto que estas tienen en las creencias de los ciudadanos. La cuestión se convirtió en tema de peso y en protagonista de muchos debates una vez que las elecciones estadounidenses evidenciaron que su impacto iba mucho más allá de la simple curiosidad.

    Especialmente importante se vio el papel de las redes sociales en este boom de las noticias falsas. Aunque en un primer momento los diferentes jugadores de este terreno señalaron que su impacto era mucho menos importante del que se decía, los estudios y los posteriores escándalos (como la trama de la publicidad rusa) han hecho que las redes sociales hayan ido asumiendo responsabilidades e imponiendo mecanismos de control y gestión de este tipo de contenidos. Facebook pasó de minimizar la cuestión a desarrollar mecanismos de control.

    En el boom de las noticias falsas y en el análisis de su impacto, se ha hablado mucho de cómo pueden afectar a la realidad política y de cómo pueden hacer que la percepción de los ciudadanos tienen del mundo que les rodea cambie. Sin embargo, la realidad política no es la única que se podría ver afectada por su crecimiento constante y las marcas y empresas podrían ser las grandes víctimas a futuro de esta situación. En realidad, las noticias falsas tienen ya un origen en el pasado. Los bulos sobre marcas y productos son bastante antiguos y hasta anteriores a internet. ¿Quién no recuerda, por ejemplo, las listas de productos con conservantes malignos que circularon hace un par de décadas?

    Las empresas - y sus marcas y productos - pueden ser doblemente víctimas. Por un lado, lo son como anunciantes, ya que sus mensajes pueden aparecer al lado de noticias falsas que tienen un impacto negativo por efecto contagio en su imagen de marca. Por otro lado, ellas mismas pueden ser las protagonistas de la información y pueden convertirse en quienes se ven lastradas por el contenido de una noticia que no es verdad.

    Y las previsiones están muy lejos de ser optimistas. De hecho, según una previsión de Gartner, en 2022 una parte importante no solo de la información que circule sino también la que los ciudadanos crean será, en realidad, noticias falsas. Eso es lo que acaba de señalar en sus Predicciones Tecnológicas para el 2018.

    La mayoría de lo que crees, mentira

    La cuestión no impactará en todos los lugares por igual. De hecho, Gartner cree que el problema afectará a las economías maduras y por tanto será un problema de los países occidentales. Separar el grano de la paja será más y más complicado y en 2022 la mayoría de los ciudadanos consumirá, por tanto, más información falsa que verdadera. Información falsa es, al fin y al cabo, desde la foto que alguien sube a redes sociales en un momento de la noticia que en realidad no está relacionada con eso hasta el post encontrado en la red en el que recomienda cualquier remedio poco fiable para solucionar el catarro que uno tiene.

    El problema es que en los próximos años la información falsa dejará de ser todavía menos inofensiva. Tendrá un impacto todavía mayor y más agresivo. Entre sus previsiones está, por ejemplo, la de que las noticias falsas pueden crear en el futuro inmediato la base para fraudes financieros.

    La cuestión tiene sin embargo esperanza de solución. La consultora cree que la inteligencia artificial podría ser lo que reduzca el impacto de las noticias falsas y lo que haga que se separe lo falso de lo verdadero.

    Periodista online y apasionada por la literatura, las nuevas tecnologías y por los zapatos. Editora...
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar