Contenidos Notas de Prensa Vídeos Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing . Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El ecommerce está haciéndose con todo
Los consumidores compran cada vez más por internet y las previsiones son las que de que en los próximos años aumentarán aún más las compras online
Si no estás en internet no existes y muy pronto tampoco podrás vender
104 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Postgrado en Marketing Digital. Modalidad Presencial. Diferénciate en Marketing
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • PuroMarketing - Marketing en Español

    Muchos fueron los que no quisieron creer aquella máxima de Bill Gates que revolucionó la era tecnológica de los 80 cuando mencionó aquello de "Si no está en Internet, no existe". Desde entonces, han pasado muchos años que han servido para comprobar ciertamente la verdadera importancia de internet para los negocios y empresas. Ahora, el futuro más inmediato, nos augura un nuevo cambio generacional donde el comercio electrónico y la forma de vender serán protagonistas.

    Internet es una parte cada vez más importante del día a día y se está convirtiendo además en una parte fundamental para entender el futuro. La red se está apropiando de todas las partes de nuestro día a día y está integrando todas nuestras necesidades. Internet no es ya un elemento más o a parte de lo que somos o hacemos, sino que se ha convertido en un elemento vehicular que une a todos y a todo.

    Por lo tanto, y sobre todo a medida que la penetración de la red se va haciendo más profunda y a medida que su importancia está tocando más y más puntos (no hay que olvidar que el futuro inmediato es innegablemente smart y que todo estará conectado a la red, desde la ciudad en la que se vive hasta los electrodomésticos del hogar), el peso de internet en el mundo de los negocios es mayor y mayor.

    Las marcas, los productos y las empresas tienen que estar presentes en la red y tienen que adaptarse a las necesidades que esta impone. Si no se está en internet, difícilmente se llegará al consumidor. Y si no se está en internet, difícilmente se va a vender, ahora y sobre todo en el futuro inmediato. ¿Qué es lo que hace que la red sea crucial para la supervivencia?

    La audiencia está en internet: los buscadores son las nuevas Páginas Amarillas

    Una de las principales razones que explican la necesidad de estar en internet es el hecho de que los consumidores están ahí. La red es la fuente de sabiduría a la que acuden en todo momento, ya sea porque necesitan consultar la vida de un oscuro rey que aparece en una placa en un museo en la Wikipedia o porque quieren encontrar un restaurante en el que cenar y no saben a dónde ir. La red se ha convertido en su fuente de información para todo y además lo ha hecho para todos los grupos generacionales. El búscalo en Google ya no tiene edad.

    Y si la audiencia está ahí es absurdo no estar donde ellos buscan para ser encontrados, sobre todo porque el paso del tiempo apunta a un cambio en este comportamiento que hará que los consumidores estén aún más en internet. Los dispositivos móviles son cada vez más populares y año tras año mejoran las condiciones de conexión a internet en movilidad al tiempo que los precios de estos servicios se reducen. Esto hace que el parque de consumidores conectados sea cada vez mayor y que el uso de internet para encontrar información sea año tras año superior. Por lo tanto, confiar en la red para ser encontrado cuando los consumidores necesitan los servicios o los productos que se ofrecen es todavía más importante.

    No hay que olvidarlo: internet y los buscadores son las nuevas Páginas Amarillas.

    Los consumidores quieren establecer relaciones

    Las relaciones entre las marcas y los consumidores son cada vez más estrechas y mucho más personales. Las empresas han tenido que cambiar de estrategia a la hora de relacionarse con sus potenciales clientes y han tenido que empezar a crear relaciones más directas y concretas con ellos. La culpa de todo esto la tiene internet y la manera de conseguir cumplir con sus expectativas está directamente en la red.

    La aparición de las redes sociales y el boom de los contenidos online han hecho que los paradigmas de comunicación hayan cambiado. Los consumidores quieren mensajes directos, información personalizada y, sobre todo, a marcas que se parezcan más a sus amigos y menos a un vende-humos. Los consumidores esperan poder saberlo todo de la marca y esperan saberlo todo en tiempo real. Y, a medida que los millennials y los miembros de la Generación Z entran en el mercado del consumo y se convierten en los influencers que determinan lo que marcas hacen, esta realidad es todavía más importante. Estos consumidores quieren relaciones mucho más directas y, por tanto, este tipo de mecanismos se afianzarán en los próximos años de forma mucho más incuestionable. La red es una de las mejores formas para cumplir con esas expectativas.

    El ecommerce está haciéndose con todo

    Los consumidores compran cada vez más por internet y las previsiones son las que de que en los próximos años aumentarán aún más las compras y el tipo de las mismas que realizan online. En internet no compramos ya solamente libros o viajes, ahora compramos muchas más cosas sin casi pensarlo, como pueden ser zapatos o ropa, y empezamos a digitalizar procesos que estaban siendo patrimonio de las tiendas físicas, como puede ser hacer la compra. La lista de supermercados que permiten comprar en internet es cada vez más larga e incluso cadenas como Dia, que han hecho de los precios bajos su principal seña de identidad, permiten ya comprar online.

    La tendencia es creciente y en los próximos años serán cada vez más las cosas que compraremos online. Y si los consumidores están migrando hacia el consumo en la red, ¿por qué quedarse fuera de ello? Lo cierto es que el comercio electrónico no debe verse como una alternativa o como un enemigo, sino más bien como un complemento. Las ventas online complementan y completan a las offline y el servicio que se da en un canal o en otro sirve para hacer que el consumidor se sienta más cómodo con la marca, poco importe si se es una gigante multinacional o la tienda gourmet de la esquina de tu calle. Las empresas tienen que pensar, todas, sin importar el tamaño, desde un punto de vista omnicanal.

    No es solo ecommerce: es también el reinado de la información

    Pero es que, además, lo que los consumidores buscan en internet no es solo poder hacerse con los productos en un soporte diferente, es también información. La red es la llave que prepara las compras y que hace que se conozcan los productos. Cuestiones como los comentarios y las opiniones de otros consumidores, los contenidos asociados a la marca (como pueden ser por ejemplo las instrucciones, la historia del producto o lo que se puede hacer con ellos) o los derivados en soportes de moda (como pueden ser vídeos o podcasts relacionados) son cada vez más importantes para los compradores y tienen cada vez más poder a la hora de tomar una decisión de compra. No estar presente en ese terreno y no darle a los consumidores esto que buscan es una decisión llamada al fracaso.

    Todo es muy rápido

    El mundo es cada vez más rápido y los consumidores esperan que los tiempos de respuesta de las marcas sean cada vez más reducidos. Lo quieren aquí y ahora, ya sea porque están buscando información sobre un producto o sobre la hora de apertura de un restaurante y no están dispuestos a perder el tiempo llamando al sitio o ya bien sea porque es domingo y quieren comprar el producto antes incluso de que la tienda abra. Todo es más dinámico y todo está mucho más acelerado.

    ¿Pueden las empresas reaccionar a este cambio y ser capaces de mantener al consumidor interesado y comprando en su tienda o su producto sin entrar en el juego online? Lo cierto es que parece casi imposible (por no decir que es completamente imposible) mantenerse en la brecha y reaccionar ante este mercado tan dinámico sin estar en internet. Y a medida que el tiempo pasa y que los consumidores se han acostumbrado a que todo ocurra aún más rápido, las posibilidades de sobrevivir quedándose fuera del online son más limitadas.

    Toda tu competencia está: en realidad es jugar con menos armas

    Cuando se es pequeño y se quiere imitar a los demás, una de las cosas que los padres suelen decir es 'si todos se tiran de lo alto de una montaña, ¿tú también te tirarías?' Pues el mundo de los negocios hay que olvidar las lecciones paternas infantiles: si todos se tiran de lo alto de una montaña? será por algo. La competencia está en masa en internet y no estar en la red no es (a menos que se jueguen muy bien las cartas) una manera de singularizarse, sino más bien una de quedarse en desventaja frente a los demás. La competencia estará en la red y el consumidor la encontrará. Para la marca que no se ha preocupado por la red, simplemente será una oportunidad perdida.

    El consumidor espera encontrarte

    Pero, sin duda, lo más importante es el hecho de que los consumidores esperan encontrar a marcas, tiendas y productos online. Esperan que cuando busquen a la marca esta aparezca sin más en el otro lado y que, por tanto, tengan una presencia online con la que cubrir sus necesidades informativas o de consumo. No estar no es solo una manera de decepcionar al consumidor sino también, posiblemente, una de crear una cierta suspicacia. Posiblemente el consumidor se pregunte por qué la marca no está en la red.

    Prepárate con el Máster más avanzado del mercado en que incluye: #Traffic #CRO #Analítica #UX
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar