Noticia
Marketing de Contenidos
Para qué quiere Nike firmar un acuerdo para hacer películas de deportes con Apple
La clave está en el marketing de contenidos: en la era del streaming la manera de posicionar los valores de marca debe ser más imaginativa

¿Puede un acuerdo sobre contenidos para desarrollar películas y programación para una plataforma de streaming tener interés y ser relevante desde el punto de vista del marketing? Ciertamente puede, todo depende de qué players estén implicados y qué se espere sacar en limpio del acuerdo.

Primero, lo que se sabe exactamente del acuerdo que han cerrado Apple y Nike en términos de contenidos. Apple Original Films acaba de cerrar un acuerdo con la productora de contenido de Nike, Waffle Iron Entertainment, y con Makeready para producir y desarrollar películas deportivas.

El acuerdo ha sido desvelado en exclusiva por Deadline, que tiene algunos datos sobre qué tipo de contenidos serán los que protagonizarán este trabajo conjunto. Apple se encargará de la financiación y la distribución, mientras que la productora de Nike trabajará en, valga la redundancia, la producción. Los temas que interesan son contenidos centrados en el poder de los deportes y en la próxima generación de atletas, según el medio estadounidense.

Apple TV+ ya tiene contenidos de deportes, como recuerdan, incluidas docuseries sobre deportistas famosos.

Pero ¿por qué?

Segundo, ¿por qué Apple va a invertir dinero en este tipo de contenidos para su, todo apunta, plataforma de streaming? En general, las plataformas de streaming tienen en los deportes su próxima gran frontera. Se espera que entren en algún momento del futuro inmediato en la lucha por los derechos de reproducción en serio (ya lo han estado haciendo en los últimos años en cierto grado) y, mientras, intentan posicionarse en ese jugoso mercado con contenidos derivados.

Para Apple TV+, el tirón potencial está bastante claro, porque los deportes son un elemento con gancho para conectar con las audiencias. Lo interesante no es tanto esta parte sino la que explica por qué Nike se ha metido en este terreno, incluso por qué tiene un brazo de contenidos.

La clave está, como no, en el marketing. Este tipo de acciones no son más que una versión premium y avanzada del marketing de contenidos. De hecho, la idea no es exactamente nueva y ya se hablaba de ella un año atrás, cuando series y películas se posicionaban como la salida a los problemas de publicidad de un entorno de streaming cerrado a los anuncios.

Entonces, Nike ya estaba produciendo contenidos para plataformas y acababa de lanzar uno sobre la NBA en tiempos del coronavirus con HBO. "El streaming está dando cada vez menos oportunidades a los anunciantes para conectar con los consumidores de un modo significativo", explicaba entonces a The New York Times Justin Wilkes, chief creative officer de Imagine Entertainment, la productora tradicional que había colaborado con Nike en el documental. "Una de las últimas formas de hacerlo es a través de contenido de larga duración", añadía.

Los contenidos se centran en los temas que quieren y que les interesan y lo hacen, además, de una manera que el público encuentra atractiva. No lo ves pensando que es un anuncio, sino que es algo relevante e interesante. Es decir, es marketing de contenidos completamente premium.

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!