PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La popularidad de la comunicación virtual, ya sea por correo electrónico, mensajería instantánea, redes sociales u otros medios, ha tenido un impacto significativo en la forma en la que podemos obtener información y comunicarnos.

Todo ello ha llevado a muchas empresas a cuestionar el papel que la comunicación cara a cara puede desempeñar en la construcción de una marca y las relaciones reales con los clientes. Sin embargo, según un informe de Meeting Professionals, el 40% de potenciales clientes se fidelizan tras una reunión cara a cara y el 28% de los negocios se perderían sin reuniones presenciales.

La realidad es que tanto el cara a cara como el marketing o la comunicación virtual son aspectos esenciales para las estrategias de cualquier empresa que además pueden combinarse de forma óptima.

Las interacciones cara a cara otorgan beneficios significativos, creando conexiones personales y fomentando la confianza entre la empresa y su público objetivo. Dar un apretón de manos, conversar y conocer a los clientes fomenta relaciones más fuertes y significativas. Además, y no menos importante, es que en persona, la interacción fomenta la participación.

Otros estudios relacionados señalan que el 62% de los ejecutivos de ventas y marketing escogen los eventos presenciales como la disciplina que más acelera y profundiza las relaciones. Así como que el 82% de los ejecutivos de negocios necesitan las reuniones personales cuando deben tomar decisiones importantes.

Pese a todo esto, la interacción virtual también tiene su lugar de importancia en las ventas de la empresa y las estrategias de marketing. Sólo es necesario saber cuándo hacer eventos virtuales, webinars o utilizar las redes sociales para ello.

La razón más común para escoger la comunicación virtual frente al cara a cara es el ahorro de tiempo y dinero.  Por ejemplo, los costes necesarios de un seminario pueden ser tan sólo una parte de los requeridos para una reunión presencia cara a cara.

A su vez, la flexibilidad de la participación virtual es otra de sus principales ventajas. La ubicación y el tiempo no son un impedimento tan grande como del otro modo, y los discursos, seminarios o presentaciones pueden ser archivados para su posterior visualización.

Si bien ambas presentan grandes beneficios, muchos profesionales y empresas están creando planes de comunicación integrando y combinando las ventajas de cada una de ellas. Sin embargo, es necesario planificar y coordinar los 'encuentros online', del mismo modo que se harían en las reuniones cara a cara.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo