PuroMarketing

Los cánones siempre han sido para favorecer al rico y para empobrecer más al pobre.
CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión

Anodadado se queda uno. Pero que alguien me despierte de este sueño si es que realmente se trata de eso, una mala pesadilla. ¿En qué país vivimos? ¿En manos de quiénes estamos?

Sigo sin salir de mi asombro tras escuchar el último "discurso" de Mariano Rajoy acerca del #CanonAEDE y la crisis de los medios. "La culpa de Internet", finaliza el tuit irónico de Antonio Delgado que reproduce las palabras exactas del Presidente, quién sin ningún tipo de complejo ni vergüenza habla refiriéndose a las nuevas tecnologías como las causantes de la crisis que atraviesan los tradicionales medios de prensa escrita, y para recordar la iniciativa del gobierno de compensar económicamente a estos medios cuyo modelo de negocio hace ya más de un lustro que quedó obsoleto. 

"Los medios están atravesando el proceso de cambio más profundo...", "...Cada día aparecen nuevos soportes, se fragmentan las audiencias, se modifican los hábitos de consumo y, por extensión, los modelos de negocio", nos cuenta Don Mariano. Sí, así es ¿Y cuál es el problema? ¿Esperaba este señor que no fuera así? ¿Le vamos a poner ahora trabas y obstáculos a la evolución e innovación tecnológica para salvar el negocio caducado de solo unos cuantos?

Nos llenamos la boca con aquello de que nuestras empresas tienen que ser competitivas. Con aquello de que innovar es lo más importante. Nos aconsejan que exportemos, que pensemos de una forma global, que nos sacrifiquemos y ajustemos costes y personal. ¿Y ahora vienen a decirnos que la tecnología es la culpa de todos los males? Yo más bien diría que se trata del problema de sus amigos, que son aquellos quienes ya no saben ni como mantener a flote aquellos negocios cuya salud financiera requiere de una inyección de capital cada fin de semana. ¿Estos son los negocios productivos?

No nos engañemos. No se trata solo del problema de un sector, que lo es, ni el de un modelo de negocio anticuado por el declive del papel ante el auge de los nuevos medios de comunicación y tecnologías. Se trata de controlar la información y compensar los favores de los medios al servicio del gobierno. La información es poder.  Eso sí, con el dinero de todos, los que los leemos y los que no.

Ahora resulta que la culpa es de internet, de los agregadores, de Google, de las tecnologías, de los que innovamos... ¿Y cuando estos dejen de darles difusión? ¿De quién será el problema?

El problema es que en nuestro País, existen miles y miles de empresas innovadoras y emprendedores con talento, con grandes virtudes y cualidades para llegar a ser los grandes empresarios del futuro. Sin embargo, muchos de ellos se encuentran desamparados, sin recursos ni ayudas que les faciliten progresar con sus negocios para al menos ganarse el pan de cada día. Ya no hablamos ni siquiera de permitirnos caprichos o enriquecernos. Pero claro, se trata de darle más poder al poder y olvidarnos realmente de lo importante. El progreso de las personas.

La crisis de los medios, es también la crisis que todos los españoles. Aquellos que han cerrado sus negocios por la imposibilidad de mantenerlos, por las trabas legales, por el acoso abusivo de sus impuestos y como consecuencia de la caída radical del consumo,... y a estos nadie acude para reflotar ni sus vidas ni sus negocios. Claro está, lo impuestos y los cánones siempre han sido para favorecer al rico y para empobrecer más al pobre.

Las palabras exactas de Mariano Rajoy recogidas en el tuit de Antonio Delgado son la evidencia de todo ello. 

CEO PuroMarketing Medianzo. Empresario y emprendedor en continua expansión