PuroMarketing

De media, los usuarios móviles utilizan las apps una media de 10 veces al día. El uso de las apps móviles llega a suponer hasta el 86% del tiempo de dedicación al smartphone, lo que implica una media de 2 horas y 19 minutos al día.

El estudio de Flurry ha evidenciado un notable aumento en el número de usuarios capaces de recurrir a estas apps hasta 60 veces diarias, una conducta que podríamos calificar como de adicción, y que supera hasta en 6 veces a la media.

Según sus datos, extraídos en base al análisis del uso de 500 mil apps en 1,3 mil millones de dispositivos durante el mes de marzo, la tasa de estos adictos a los móviles se ha duplicado desde el año pasado, y afecta a 1 de cada 8 usuarios de los incluidos en la muestra.

El aumento de estos adictos ha crecido un 123% desde el año anterior, muy superior a los usuarios que utilizan sus app móviles entre 16 y 60 veces al día (55%). El informe estima estimó en 176 millones el número de adictos al móvil. Si tenemos en cuenta que, de media, permanecemos despiertos 16 horas diarias, estos usuarios consultan su teléfono inteligente una vez cada 16 minutos, lo cual incluye su uso durante todas las actividades cotidianas. 

El estudio muestra asimismo las características sociodemográficas de estos usuarios, indicando que el perfil de adictos al móvil es principalmente femenino (52%). Si atendemos a la clasificación por edades, esta adicción es más frecuente entre los 35 y 54 años. Un segmento de la población que comprende el 20% del total de los usuarios móviles, y que sin embargo constituyen el 28% de los adictos, superando curiosamente a los jóvenes.

Entre otras conclusiones sobre el perfil demográfico de estos usuarios compulsivos de los dispositivos móviles, el informe refleja que son 10 más propensos a ser madres, así como 7 veces más propensos a utilizar las apps de juegos. 

En cualquier caso, cabe indicar que nuestra predisposición a utilizar el smartphone, y principalmente sus apps, ha aumentado de forma general entre los usuarios. Así, los datos de Flurry reflejan un aumentos del 55% en el caso de aquellos usuarios que utilizan las apps de este dispositivo hasta 60 veces diarias, y 23% entre quienes reducen dicho hasta un máximo de 16 veces al día. 

La adicción al smartphone es una realidad con la que convivimos a diario. El 84% de los usuarios conoce este trastorno; un 71% conoce a un familiar o amigo que podría estar afectado por él. Incluso el 52% se ha planteado la posibilidad de que pueda padecerla. Un hábito que podría ir aumentando con el tiempo (57%).