PuroMarketing

El contenido audiovisual continúa conquistando a los usuarios, quienes van perfilando sus preferencias, en función del dispositivo que utilicen para su reproducción.

Según refleja el informe global de Ooyala, en base al comportamiento de los usuarios durante el primer trimestre del año, los usuarios prefieren los vídeos de hasta 3 minutos para consumir en sus terminales móviles; bien sean smartphone o tablet.

Una conclusión en la que también coincide el estudio publicado por SocialBakers a principios de mes, indicando que, en lo referente a contenido audiovisual, lo bueno, si breve, 2 veces bueno. Según este estudio, la mayor parte de los vídeos de marca tiene una duración de entre 31 y 120 segundos, con lo cual, el usuario disfruta de piezas breves y fáciles de digerir.

Los datos de Ooyala analizan las preferencias generales en cuanto al consumo de contenido audiovisual, por parte de los usuarios de 239 países, en cualquier tipo de dispositivo.

En este caso, más del 40% de los vídeos reproducidos por estos usuarios tenía una duración media de entre 1 y 3 minutos. Por su parte, los vídeos de hasta un minuto figuraban en segundo lugar, por orden de preferencia, representando el 25% del total. Estos vídeos más cortos tuvieron una menor aceptación en el caso de los usuarios de tableta (20%).

La duración es clave para conseguir reproducciones en los dispositivos móviles. A tenor de los datos de Ooyala se puede apreciar que el 90% de los vídeos reproducidos por los usuarios de smartphone no tenía más de 10 mundos de duración.

El consumo de vídeo online en los dispositivos móviles se ha duplicado desde 2013, hasta el 22% actual, según recogía otro informe de esta misma fuente. El público mayoritario de este tipo de contenido a través del móvil son los millennials, quienes prefieren recurrir a sus dispositivos móviles antes que encender al televisión. El estudio indica que estos jóvenes consumen hasta 3 veces más vídeo online que el resto de usuarios (35% vs 12%).

Asimismo, los usuarios móviles disfrutan compartiendo vídeos desde sus terminales. Según refleja el estudio, estos dispositivos registraron el 21,5% de los vídeos compartidos; lo que supone más del doble de las interacciones generadas durante el mismo periodo del año anterior (9,2%).