PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Todavía es pronto para aseverarlo, pero la tendencia muestra una importante adopción de los pagos móviles por parte de los consumidores. Según estima eMarketer, el próximo año el volumen de transacciones registradas a través del móvil se duplicará respecto a 2014, llegando a situarse en torno a los 3,5 mil millones de dólares.

Asimismo, 2017 constituirá un punto de inflexión, con un crecimiento del 207% respecto a 2013, llegando a superar los 27 mil millones de dólares (27, 47). A partir de aquí, podremos apreciar una mayor confianza en los pagos móviles, que se extenderá hasta 2018, con valores superiores a los 118 mil millones de dólares, solo en Estados Unidos.

Pese a que todavía a día de hoy los clientes muestran cierto recelo a pagar con su teléfono inteligente, todo nos lleva a pensar que es cuestión de tiempo el que este cómodo sistema de pago se generalice.

Según los datos del estudios de Market Research AYTM, solo el 13,5% de los internautas realiza pagos móviles en EE.UU. Sin embargo, más de la mitad de ellos (53,7%) se mostró dispuesto a adoptar este método para sus compras, en los próximos 5 años. Asimismo, un 23,2% afirmó su firme decisión de utilizar los pagos móviles en este plazo.

Tal como refleja Adobe, aquellos usuarios que han tenido la oportunidad de utilizar su móvil para pagar (16%) destacan la comodidad del sistema; destacando su facilidad frente a otros métodos habituales alternativos al pago en efectivo, como es el de la tarjeta de crédito.

Por su parte, los retailers ya se preparan para aceptar los pagos móviles. Según el Adyen Mobile Payment Index, publicado en abril, el 70% de las tiendas online está preparada para ofrecer una experiencia móvil. El estudio pone de relieve la necesidad de ofrecer una experiencia móvil satisfactoria a los consumidores; beneficiando con ello tanto a los clientes como a la propia empresa. De ella depende generar confianza y poner todos los medios a su alcance para que dicho proceso finalice satisfactoriamente.

El principal inconveniente que frena el desarrollo de los pagos móviles es la inseguridad del proceso. Tal como reflejaba en marzo Oxygen8, a nivel global, menos del 20% de los clientes se atreve con los pagos móviles.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo