PuroMarketing

La generación millennial da mucha importancia a sus dispositivos móviles, por no decir muchísima. "El smartphone es crítico para los millennial", destacaba una fuente de la industria al hilo de las conclusiones de un estudio que demostraba que la importancia que los miembros de la Generación Y dan a los dispositivos móviles es abrumadora. El 87% de los consumidores millennial tiene siempre su smartphone a mano y el 36% toma una decisión de compra basándose en la presencia móvil de la compañía. Otro estudio previo señalaba que los millennials usan entre 2 y 3 aplicaciones móviles cuando va de compras.

Y si en la foto general el móvil es muy importante, también lo es en la foto de detalle. Cuando se analiza cómo toman sus decisiones de compra los miembros de la generación millennial que son madres, se descubre que para ellas el móvil es determinante. Un estudio de la agencia Ansible ha concluido que las madres millennial siempre están conectadas y que el móvil es su dispositivo móvil de conexión favorito, aunque adaptan el cómo se conectan al lugar y la situación en la que se encuentran.

Según las conclusiones del estudio, las madres millennial son "un grupo de consumidores activo, dominante, conocedor de los dispositivos móviles que usa diferentes dispositivos a lo largo del proceso de compra". "El móvil se ha convertido en el dispositivo favorito elegido por las madres para una amplia variedad de funciones, incluidas investigación y compra", explica Carrie Seifer, vicepresidenta de estrategia global en Millennial Media. "Teniendo en cuenta el hecho de que las madres tienen la última palabra en la toma de decisiones de compra en una casa, el móvil debería ser la principal herramienta para la difusión en todos los ámbitos".

Las madres millennial son, sobre todo, usuarias de dispositivos Android. El 59% de las encuestadas tiene un smartphone con este sistema operativo (lo que tiene que ser necesariamente sorprendente ya que Android es el sistema operativo móvil más popular del mercado). También son usuarias en general de tabletas. El 43% de ellas cuenta con uno de estos dispositivos.

Pero lo importante para las marcas no es solo que tengan tabletas y smartphones sino que los usan mucho en sus compras. Las madres de esta generación son usuarias entusiastas de múltiples dispositivos y usan muchas pantallas durante sus procesos de compra. De hecho, el tiempo ante pantalla y la variedad de dispositivos que emplean superan ampliamente a la media de tiempo y pantallas de sus parejas.

Para qué usan el smartphone

El con que dispositivo empiezan o usan depende del lugar en el que estén: en casa, las madres millennial usan sus tabletas y fuera de ellas emplean sus smartphones para hacer las mismas operaciones y para otras más específicas relacionadas con la experiencia de compra. Un 50% saca fotos en la tienda a los productos que le interesan, un 32% escanea códigos de barras y un 39% emplea su smartphone para localizar cupones y ofertas.

Los móviles no solo sirven para apoyar el proceso de compra, también son protagonistas de pleno derecho de los mismos. Además, las madres millennial tienen poco miedo al m-commerce y están más que dispuestas a emplear sus dispositivos móviles no solo para informarse o comparar sino también para cerrar el proceso de compra. De las madres que empiezan su proceso de compra en un smartphone, el estudio ha determinado que el 84% lo ha continuado en ese dispositivo, el 88% lo ha hecho en tableta y el 85% en ordenador.

Las madres se están convirtiendo en usuarias más activas de las nuevas tecnologías y de las redes sociales, así que a las marcas no le quedará más remedio que ajustarse a esta nueva situación.

Periodista online y apasionada por la literatura, las nuevas tecnologías y por los zapatos. Editora...