Artículo
Tecnología
Del internet de las cosas al internet de los juguetes: el nuevo gancho para vender
La muñeca estará siempre conectada a la red vía WiFi, lo que le permitirá acceder a esa importante base de datos que es internet
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En los últimos años, Mattel se ha enfrentado a un problema, uno de esos que hacen que las empresas se preocupen (mucho) y que los analistas empiecen a hablar de crepúsculo de las grandes estrellas. La firma, que ha sido una de las grandes de la industria juguetera del siglo XX, no ha dejado de presentar resultados desalentadores en los últimos trimestres. Parte de la culpa estaba en una de sus muñecas bandera: Barbie ya no encajaba con los intereses de los niños de hoy en día.

Y en la última New York City Toy Fair, una de esas ferias de juguetes de dimensiones espectaculares, Mattel ha presentado una especie de golpe de efecto: la nueva Barbie será - más o menos literal - inteligente. El juguete llegará a finales de año al mercado estadounidense (a tiempo para la campaña de Navidad) y costará 74,99 dólares. La muñeca estará siempre conectada a la red vía WiFi, lo que le permitirá acceder a esa importante base de datos que es internet. Y esto es importante porque la nueva muñeca, bautizada Hello Barbie, cruza el potencial de la Barbie de siempre con el de los asistentes a lo Siri. Con esta Barbie se puede mantener una conversación y Barbie puede contestar con lógica.

La nueva Barbie es fruto del trabajo en colaboración con la empresa ToyTalk, una firma que, como explican en su web, está especializada en crear "personajes conversacionables". Su tecnología permite que Barbie no solo diga las cuatro frases habituales que venían programadas en este tipo de juguetes, sino que esté preparada para responder realmente a lo que los niños pueden tener intención de preguntar. Barbie puede por tanto, y como es el sueño de tantos niños con respecto a sus juguetes, mantener conversaciones reales.

Y Elemental Path, una startup, acaba de cerrar con éxito su ronda de crowdfunding para recabar fondos para lanzar una colección de dinosaurios inteligentes. El dinosaurio se beneficiará de la tecnología de Watson, el superordenador de IBM, para responder e interactuar con los niños y podrá, por tanto, mantener conversaciones inteligentes con ellos y ofrecer un elevado caudal de información. Además, aprenderá de lo que le digan y será capaz de responder a órdenes, como la de sentarse y la de moverse.

Los riesgos de los juguetes conectados

Aunque, obviamente, los juguetes conectados no son una apuesta tan simple como parece. Los fabricantes tendrán que crear listas de cosas que sus muñecas pueden o no pueden decir, ya que internet es un campo muy grande y los niños una audiencia muy sensible. Por otra parte, como toda cosa conectada a la red, los juguetes empezarán a ser sensibles a los hackeos y tendrán que protegerse de las veleidades de los cibercriminales. La gran pregunta a la que estos juguetes tendrán que enfrentarse es la de qué harán para proteger la seguridad de sus compañeros de juegos.

Y, además, también está la cuestión de qué ocurrirá con todos los datos que estos juguetes inteligentes generarán. Los datos se han convertido en el elemento determinante de la economía actual, en la base de la sabiduría a la que pueden echar mano las empresas cuando quieren descubrir cómo son sus consumidores y ofrecer soluciones a su medida. ¿Qué pasará con los datos que no llegan de una pulsera de deporte o de una nevera sino de la muñeca de última generación?

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (1)

!Únete y participa en la conversación!