PuroMarketing

El marketing de contenidos es una de las estrategias más interesantes que hoy en día llevan a cabo las marcas. Y dentro de esta, los vídeos se han configurado como su principal baluarte, a tenor del interés que este formato despierta entre la audiencia, inclusive aquellos de mayor duración y que se extienden durante cinco minutos o más.

Es la principal conclusión a la que llega el Interactive Advertising Bureau (IAB), que ha presentado recientemente su último informe en torno a consumo de vídeo online. Un documento para cuyas conclusiones se valió de las entrevistas de 4.800 personas de 24 países del mundo y de encuestas a una muestra representativa de 200 usuarios de smartphones de cada uno de estos países, entre los que destacaron EEUU, Reino Unido, Francia, Sudáfrica o Turquía.

En este sentido, el estudio revela que un tercio de esta muestra de usuarios móviles (en concreto, el 36%), ven a diario vídeo online de larga duración, esto es: de más de cinco minutos de extensión. Una tendencia que es más acuciada en determinados países, como Turquía, Finlancia, China, Rusia y Singapur, economías estas últimas emergentes donde el vídeo cuenta con un especial arraigo entre sus espectadores.

Sin embargo, las buenas noticias para los anunciantes que se hayan decantado por este formato de publicidad no acaban aquí pues del análisis se desprende que, ya sea en formato corto o largo, el número de espectadores de vídeo online crece en el mundo, especialmente a través de teléfonos móviles inteligentes. Así, los repuntes más destacados han tenido lugar en Estados Unidos, con un porcentaje de penetración de estos contenidos del 50%; en Canadá (42%), Nueva Zelanda (42%), Sudáfrica (42%) y el Reino Unido (40%). En lo que respecta a la manera en que llega el vídeo online a los usuarios móviles, las redes sociales, y en concreto, YouTube, desarrollan un rol destacado en este sentido. Así, seis de cada diez usuarios dijeron utilizar YouTube para ver estos contenidos, seguidos de otras plataformas sociales (33% de las respuestas afirmativas) así como de resultados de búsqueda orgánica (20%).

Por su parte, la publicidad fue el medio menos elegido para acceder a estos contenidos, con el 14% de las respuestas. Aunque eso sí, en algunos países, como Estados Unidos y Canadá, experimentó un ligero repunte con respecto al resto de países encuestados. Así, en Estados Unidos este porcentaje fue del 22% en el país vecino, del 18%.

Auge en perjuicio de la televisión

Del mismo modo, la mayoría de los encuestados reconocieron que no solo veían vídeos online a través del móvil sino que en un 28% de los casos señalaron que estos contenidos ya los habían visto en televisión. Una coincidencia que para el IAB confirma el interés de los usuarios por este tipo de contenidos online. Asimismo, el estudio da relevancia a los anuncios que estos vídeos contengan ya que en función a la duración de los mismos los vídeos serán mejor o peor recibidos.

Del mismo modo, la tendencia a consumir vídeo online a través del móvil en pos de los contenidos televisivos afecta a todos los países, aunque en algunos lo hace de manera más acuciada. Es el caso de China y Singapur, países en los que la incidencia a pasar del vídeo en televisión al vídeo online era mayor, con el 37% y el 35% de usuarios que hacen esto, respectivamente.

Finalmente, un 22% de los usuarios señalaron que mientras ven la televisión también utilizan sus smartphones para ver vídeo online. Una tendencia que para Anna Bager, responsable del área de móvil y vídeo del IAB, confirma "la popularidad del vídeo digital, evidente en las pequeñas pantallas de todo el mundo", los cuales se comprometen "con los contenidos largos, abriendo las puertas a las marcas al universo del vídeo online".