PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La adopción de códigos QR en Estados Unidos va en constante crecimiento y muy pronto, la tendencia se terminará extendiendo hasta llegar a verlos en cualquier anuncio u objeto cercano a nosotros. Los hipervínculos están realizando una migración natural hacia la vida real y de momento, todo hace indicar que estos códigos son su forma de materializarse.

¿Por qué son tan útiles? Porque con sólo apuntar un Smartphone al objeto, estaremos obteniendo toda la información deseada, sin necesidad de escribir o hablar. Además, no necesitaremos una nota mental pues el móvil lo guarda con dos movimientos sencillos.

Pero los códigos QR también los debemos aprovechar como una muy potente herramienta de marketing pero para ello debemos tener en cuenta tres factores:

1 – Optimización del código QR para móviles: una gran cantidad de personas interactúan con sus dispositivos móviles con lo que el código QR debe estar optimizado para ello, ser fácil de leer y estar dirigido a objetivos concretos.

2 – Debe haber un pago: el código QR es como una tarjeta para raspar, las personas deben aplicar un mínimo esfuerzo por participar pues la recompensa merecerá la pena. El contenido que salga del código QR debe ser muy útil o un premio exclusivo, para que tenga mayor validez.

Uno de los ejemplos más claros lo tenemos con Starbucks, quien tiene vinculado un sistema de pago móvil con códigos QR, con lo que nos facilita el café por las mañanas. Otro caso sucedió con la reciente campaña de HBO para Boardwalk Empire en septiembre del año pasado, pues ofrecían contenido exclusivo a través del código QR.

3 – Debemos ser pacientes: como sucede con muchos otros avances tecnológicos., la cultura adoptante que tenemos es tardía. El CD se hizo popular en Asia mucho antes que en Estados Unidos, y así sucedió con los DVD, los móviles y ahora con los códigos QR.

Al experimentar tempranamente con los códigos QR, los anunciantes podrán llegar a ser verdaderos expertos en participación con los usuarios sobre una base móvil, con lo que, cuando los códigos comiencen a popularizarse, éstos ya estarán a la vanguardia.

Así como en la década del 90 los consumidores se mostraron cautelosos con el comercio electrónico, también se da ahora con el uso de los códigos QR, pero se están dando los pasos fundamentales para que el m-commerce se instale definitivamente en corto plazo.

Se espera que uno de los grandes momentos de inflexión ocurra cuando un gran evento de los medios de comunicación, como puede ser American Idol”, comience a emplear los códigos QR como alternativa a los mensajes de texto para realizar un voto.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo