Artículo Por Redacción Inteligencia Artificial En 25, 2023

¿Puede convertirse la IA en la gran aliada para mejorar la satisfacción del cliente y aumentar las oportunidades de venta?

 ¿Sabremos aprovecharla y convertirla en una oportunidad para mejorar la experiencia del cliente? 

Según un estudio de McKinsey, el 71% de los consumidores espera interacciones personalizadas por parte de las empresas, mientras que el 75% reconoce que estaría dispuesto a cambiar de proveedor si no queda contento con la experiencia.

En un mundo en constante cambio, la capacidad de adaptación se ha convertido en una cualidad indispensable para los vendedores. Así, el uso de la Inteligencia Artificial (IA) se presenta como el gran aliado para mejorar la experiencia del cliente en el proceso de venta, siempre y cuando se haga un uso adecuado de ella, según señala el experto el venta híbrida y fundador de groWZ Consultants, Sergi Ramo.

En la actualidad, tal y como recoge McKinsey en un reciente estudio, el 71% de los consumidores espera interacciones personalizadas por parte de las empresas, mientras que el 75% reconoce que estaría dispuesto a cambiar de proveedor si no queda contento con la experiencia. En este contexto, la IA puede desempeñar un papel clave en la interacción con el cliente.

“Esta tecnología puede ser una herramienta muy potente si se configura de manera óptima. Nos permitirá desde aumentar el volumen de ventas, hasta reducir costes operativos, pasando por una mayor tasa de fidelización entre cliente y vendedor”, comenta Ramo.

Según el experto, la IA es una oportunidad para mejorar la experiencia del cliente, pero no debe ser utilizada como un sustituto del vendedor híbrido, sino como un complemento para apoyarle en tareas específicas, permitiéndole así centrarse en la interacción con el cliente y la toma de decisiones críticas: “Con un buen liderazgo y una buena guía, la IA puede ser una herramienta muy potente para mejorar la satisfacción del cliente y aumentar las oportunidades de venta”.

Un futuro lleno de posibilidades

En la actualidad, la Inteligencia Artificial acostumbra a utilizarse tanto en las fases preventa como en el servicio postventa a través de llamadas telefónicas o chats digitales en sitios web.

Sin embargo, el grado de satisfacción de los consumidores es bastante bajo con la tecnología actual, motivo por el cual Ramo considera necesario un “esfuerzo extra” por parte de las empresas. Aquellos vendedores híbridos que realmente quieran sacarle el máximo partido a los avances tecnológicos deberán dominar la maestría de elegir el cómo, cuándo y en qué nivel emplearla.

"La tecnología avanza deprisa, para ayudarnos y también para reforzar algunos puntos dentro del proceso comercial. Ahora bien, ¿sabremos aprovecharla y convertirla en una oportunidad para mejorar la experiencia del cliente? Eso es lo que deberá dominar el vendedor híbrido ante una tecnología cada vez más inteligente", concluye el fundador de groWZ Consultants.

Recomendados
Patrocinados