PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La clave, en el marketing, está en la estrategia. Para que las cosas funcionen y para que se obtengan los resultados esperados, los responsables de marketing tienen que ser capaces de saber muy bien qué hace, para qué, cómo y cuándo lo hacen. Tienen que establecer una hoja de ruta clara, bien anclada en la realidad del mercado y en la que define a sus consumidores, y seguirla de forma eficiente. Necesitan una buena estrategia, en definitiva, y necesitan cumplirla para que funcione.

Pero ¿están haciendo los marketeros todo lo que deben hacer y del modo en el que deben hacerlo?

Está claro que la estrategia es crucial, que funciona como los cimientos sobre los que se asienta el trabajo en marketing de un modo mucho más general, así que ahora toca echar un vistazo a lo que los propios responsables de marketing creen sobre lo que están haciendo. ¿Están convencidos de que lo que están haciendo es lo más correcto o creen por el contrario que su estrategia de marketing tiene todavía mucho camino por recorrer y mucho espacio por mejorar?

Lo cierto es que, o al menos eso es lo que dicen los números, los responsables de marketing no creen que su estrategia sea la mejor posible y la que mejor funciona en su mercado, pero a pesar de todo se están poniendo bastantes buenas notas.

Eso es lo que acaba de desvelar un estudio de Ascend2, basado en datos recopilados entre responsables de marketing durante el último mes de diciembre tanto de compañías B2B como B2C e híbridas. Los responsables de marketing creen que su estrategia tiene éxito ya que está cumpliendo con los principios básicos que esperaban de ella, incluso si no son los mejores de su mercado.

Cómo ven los marketeros las cosas

Las afirmaciones se pueden ver mejor centrándose en los números. Un 62% de los encuestados asegura que sus estrategias de marketing están cumpliendo con sus objetivos primarios y son en cierto modo exitosas.

A ellos se suma el 34% que ve las cosas todavía mucho mejor: ellos creen que su estrategia es muy exitosa o, directamente, la mejor de su mercado. Frente a estos datos tan optimistas y positivos, los que hacen una dura autocrítica son muy pocos. Solo un 5% de los encuestados cree que su estrategia de marketing no es exitosa.

De hecho, los datos no solo muestran que los responsables de marketing ven las cosas de un modo muy positivo, sino también que creen que cada vez las cosas les van mucho mejor. Solo un 6% de los encuestados cree que su capacidad para ejecutar su estrategia es ahora peor que antes.

El resto lo ve todo de un modo optimista y positivo. Un 73% cree que están mejorando de forma moderada a lo largo del tiempo y un 21% que ha mejorado significativamente.

¿Demasiado optimistas?

Los números dejan claro cómo ven las cosas los marketeros desde dentro, pero ¿son quizás demasiado optimistas a la hora de establecer cómo están recibiendo las cosas los consumidores y cómo están conectando con los mensajes de marca? Al fin y al cabo, el objetivo final de las estrategias de marketing debe ser el conectar con la audiencia y el lograr que esta descubra lo que la marca quiere decirles y lo que espera compartir con ellos. Debe lograr que el consumidor responda, que se identifique con la marca y que conecte con ella.

Pero, mientras este punto está claro, también lo está el que los consumidores están cada vez más saturados de los mensajes de las marcas y del ruido que generan y que son cada vez más proactivos a la hora de intentar evitar recibirlos.

Por tanto, los mensajes de las marcas han ido perdiendo efectividad en los últimos años de forma generalizada y, si esto ha ocurrido, es hora de hacer autocrítica y ver qué ha fallado en la estrategia. Quizás no sea todo tan de color de rosa como los responsables de marketing consideran.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo