PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En la lista de los grandes estrenos de las últimas semanas estaba el de Capitana Marvel, la última película de superhéroes de Marvel, protagonizada por una guerrera mitad humana mitad no. El estreno era por un lado uno más en la lista del boom de las películas de superhéroes pero también uno especial, ya que se esperaba que fuese uno de los grandes éxitos de este tipo de películas para este año.

Los últimos datos de taquilla global de Comscore muestran que la película se ha posicionado de forma notable. La taquilla mundial de este fin de semana está liderada por Capitana Marvel, con 455 millones de dólares en ingresos. Esta cifra la posiciona muy por encima de las otras dos películas que conforman el podio, la última entrega de la saga Cómo entrenar a tu dragón, con 36,4 millones, y Green Book, con 30,8,que sigue capitalizando el impulso que le dio ganar el Oscar a la mejor película. El analista de Comscore, Paul Dergarabedian, explica que el fin de semana de apertura de Capitana Marvel "marca el sexto más elevado debut de todos los tiempos, el segundo mayor de una película de superhéroes y el mayor desde marzo". Los números implican además, como recuerdan en MarketWatch, que la película sería el estreno más potente liderado por una mujer en su reparto.

La cinta es el primer paso, observan algunos, para que Disney logre cerrar el año con unos ingresos de taquilla de 1.000 millones de dólares. A Capitana Marvel se le sumarían la nueva entrega de los Vengadores, la de Toy Story, la de Star Wars o la de Frozen, así como la nueva versión de El Rey León.

Una campaña de marketing bien escalonada

Aunque Capitana Marvel se estrenó este fin de semana de manera global, la película lleva ya un tiempo formando parte de las conversaciones y apareciendo en medios. Su presencia mediática arranca ya el año pasado, cuando comenzaron a aparecer noticias y cobertura informativa sobre la película. El formato no es exactamente nuevo y Marvel/Disney lo emplea con sus grandes estrenos en general.

La segunda parte de Mary Poppins, por ejemplo, un contenido que llega a otro público y otro tipo muy diferente de película, también empleó esa misma arma de posicionamiento para llegar a sus audiencias. Se empezó a hablar del filme y de sus protagonistas, historia o contenidos mucho antes de que este estuviese en pantallas. El lanzamiento escalonado de fotografías, vídeos y declaraciones de los miembros del reparto hizo que la película formase parte del buzz durante muchos meses, previos al estreno.

Usar este tipo de movimientos, como hizo también con Capitana Marvel, ayuda a apuntalar las expectativas y permite que se genere un pico de interés. Es de lo que todo el mundo habla y es lo que quieres acabar viendo por ello. Es una pieza más de la cultura popular y no se quiere quedar al margen de ello.

Sin embargo, no todos creen que la estrategia de marketing de Marvel haya sido del todo correcta. Algunas voces creen que la estrategia de marketing se centró demasiado en justificar por qué este personaje se merece una película y por qué la capitana es una superheroína por su propio peso.

La campaña previa al estreno ha sido además en cierto modo combativa. La actriz protagonista, Brie Larson, ha concedido muchas entrevistas y ha estado muy presente en los medios, haciéndolo además sin el clásico discurso "bienqueda" de las estrellas de Hollywood y de los estrenos de hace unos años (algo que, por otra parte, es cada vez menos extraño porque, como en cualquier otro espacio de consumo, los consumidores-espectadores quieren también conectar con las películas a modo de valores y principios). Larson reclamó más diversidad en el mundo del cine de forma activa, lo que ha hecho que conecte con muchos potenciales espectadores? pero que también ha servido de terreno abonado para críticos y para trolls.

La polémica vinculada al estreno

Por supuesto, el estreno no ha estado libre de polémica y la película no está siendo ajena a críticas, tensión online y trolls. De hecho, el papel de los trolls en relación con el estreno ha sido intenso y ha tocado muchos palos. Como recuerdan en MarketWatch, empezó ya cuando se lanzaron los primeros teasers sobre el filme, cuando se generó una polémica porque el personaje no sonreía suficiente (algo que no había pasado con ningún superhéroe hombre y algo que es uno de esos habituales machismos cotidianos dirigidos a las mujeres, el de "sonríe más").

Esto generó una polémica en redes sociales y una especie de batalla de trending topics, pero no se quedó ahí el proceso que los trolls realizaron para criticar la película. El influyente portal Rotten Tomatoes vio cómo las puntuaciones de la película se hundían por un ataque coordinado de votos a la baja sobre el filme.

El último movimiento ha llegado desde YouTube, que ha tenido que ajustar el algoritmo de búsquedas para que los vídeos de las campañas organizadas contra la película y criticando al personaje y la actriz no fuesen los primeros resultados que aparecían en el site de vídeos. YouTube marcó las búsquedas vinculadas como "término de búsqueda de interés informativo", lo que hace que los contenidos informativos tengan preferencia en los resultados que se muestran. Los primeros resultados de búsqueda son ahora vídeos vinculados a medios creíbles.

Hay quienes creen que este paso de YouTube podría mostrar cómo será el futuro en lo que a moderación de contenidos se refiere. pero también quienes temen que el movimiento sea simplemente un primer paso en la censura de la red.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo