Personal Brander y socio de Soymimarca, publicitario, profesor de marca personal en la URL. He dejado...
PuroMarketing

¿Censurar las redes sociales? Aunque a muchos les puede parecer algo habitual, limitar el acceso a las redes sociales entre los empleados de una compañía empieza a parecer una práctica algo rancia. Estamos entrando en la era del marketing 3.0, un marketing basado en los valores donde los beneficios del intercambio entre empresas y consumidores son funcionales, emocionales y espirituales.

El acceso a la información interna es tan importante como el acceso a la información externa, así que cualquier censura a las redes implica censura a la información. Pensemos que nuestros contactos en las distintas redes nos proporcionan informaciones selectas y de valor que de otra manera tardaríamos días en encontrar.

¿Qué pasa si los profesionales de tu compañía se sienten bien y les apetece compartir sus experiencias?

Seamos claros, hablarán de la empresa nos guste o no, así que en este caso se plantean dos posibilidades.

  1. Darles elementos para hacerlo, desde motivación hasta formación y herramientas.
  2. "Caparles" el acceso a las redes sociales y esperar de brazos cruzados a que hablen bien de nuestra compañía en sus ratos libres.

Alternativas a la censura del acceso a redes:

  • Diseñar un manual de estilo y un buen plan de formación sobre las ventajas de utilizar medios sociales, ventajas que deberían ser personales y corporativas (una cosa no funciona sin la otra, don't forget).
  • Incorporar un plan de medios sociales en las estrategias de comunicación, comercial y de RRHH, recordando el principio básico: Los mercados son conversaciones.
  • Ponga un community manager de los buenos en su vida: hay que manejar y monitorizar las conversaciones en todas las redes, Linkedin, Twitter, Facebook, YouTube...
  • Medir: investigar sobre la respuesta de los stakeholders sobre el estado de la conversación y sobre el conocimiento y compromiso (engagement) de nuestros profesionales.
  • Detectar a los profesionales que muestren una mayor facilidad y dominio de la gestión combinada de su marca personal con la corporativa, y proponerlos para ser embajadores de marca.
  • Poner a los embajadores de marca al frente de blogs corporativos o departamentales, servicios online de atención al cliente... Eso animará al resto de profesionales a participar más activamente.

En un entorno de "inbound marketing" el branding está del lado de las personas. Censurar las redes sociales a los profesionales solo traerá desconfianza y cerrazón. En pleno siglo XXI, la apuesta es por navegar en un océano abierto: si los marineros están bien preparados, se pueden alcanzar más destinos que en un mar cerrado.

Personal Brander y socio de Soymimarca, publicitario, profesor de marca personal en la URL. He dejado...