Negocios y Empresas
IPhone: El icono de Apple que revolucionó el marketing y el mercado cumple 10 años

Steve Jobs no inventó el teléfono móvil. De hecho, los móviles ya existían mucho antes de que él se lanzase a la conquista del mercado y ya tenían un amplio nicho de mercado y estaban despertando un elevado interés entre el público. Sin embargo, lo que Jobs hizo y lo que consiguió fue reinventar la categoría y cómo se enfoca (y el impacto que tiene en otras áreas). A principios de los años 2000, Jobs, el perfeccionista y visionario entonces CEO de Apple, estaba harto de los móviles y los consideraba directamente una basura, como recordaba a Walter Isaacson, el autor de la biografía del directivo, uno de los abogados de Apple.

"Todos andábamos por ahí quejándonos sobre lo mucho que detestábamos nuestros teléfonos. Eran demasiado complicados. Tenían aplicaciones cuyo funcionamiento nadie podía averiguar, incluida la agenda de direcciones. Era extremadamente complejo", le explicaba Jobs a Isaacson en las conversaciones de las que extrajo material para su libro. Jobs odiaba en definitiva su móvil (y todos los móviles que había en el mercado) y decidió hacer algo (que el nicho de mercado móvil fuese uno de los que tenía mayor atractivo a futuro también ayudaba?). De esta posición fue de donde nació el iPhone, un terminal que fue presentado a los medios como "lo mejor que hemos hecho nunca" y como un producto revolucionario que lo cambiaba todo.

Este desdén de Jobs por los móviles existentes en el mercado y las consecuencias que tuvo para el segmento resultan relevantes especialmente hoy por una cuestión: hoy se cumplen 10 años del nacimiento oficial del iPhone. Tal día como hoy de 2007, Steve Jobs se subía al escenario en un evento y presentaba el terminal a fans, periodistas y expertos.

Pero lo cierto es que el boom del iPhone y su éxito fulminante no solo cambiaron las cosas en Apple y no solo crearon una nueva situación en las cuentas de la empresa, sino que además abrieron una nueva categoría y cambiaron cómo se comportan los consumidores y cómo funcionan las cosas. Lo que hace 10 años parecía poco probable o algo que llegaría en el futuro muy lejano se ha convertido en un elemento cotidiano del día a día.

El iPhone y su éxito fue lo que marcó el camino para este presente en el que se compran cosas desde el móvil, se está todo el rato pendiente de la pantalla (según datos de Statista, de media miramos la pantalla del móvil unas 88 veces al día) o se comparan productos todo el tiempo gracias al tener un acceso a la red ubicuo.

El internet móvil ya no es un lujo, sino algo que se da por hecho que formará parte de nuestro día a día. Según datos de Statista, el 50% de todo el tráfico de la red viene ya desde dispositivos móviles (smartphones y tablets) y 2.900 millones de personas en todo el mundo cuentan ya con un smartphone.

Esto ha supuesto una completa revolución, un cambio absoluto de las reglas del juego. El lanzamiento del iPhone puso de moda la categoría y cambió los hábitos sociales, creando el boom del mundo móvil. Las marcas tienen que ser capaces ahora mismo de estar en todo momento conectadas, de ser cada vez más rápidas y eficientes y de seguir al consumidor allá donde vaya.

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!