Noticia
Product placement
Coca-Cola, Lacoste o Kate Bush, el product placement en Stranger Things sale muy rentable
Los primeros balances de cuánto ganaron las marcas que se cuelan en la serie hablan de cifras millonarias
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Si hay una canción que se ha ido convirtiendo ubicua en los Reels de Instagram es Running Up That Hill, de Kate Bush. Si una canción se repite hasta el aburrimiento en esos vídeos es porque antes lo ha hecho ya en TikTok, donde será ya un gran éxito. Es lo que ocurrió con el tema de hace unas décadas de la cantante británica. En este caso, sin embargo, TikTok no fue quien recuperó para las grandes masas del siglo XXI una canción olvidada y retro. Lo había hecho antes Stranger Things. Incluso quienes no ven la serie saben que es la banda sonora de una escena importante.

En YouTube, el vídeo está entre los más vistos en todo el mundo en música, uno de esos de tendencia (aunque es, como la canción, un videoclip de los 80). Y Kate Bush – que ya era una fan favorite de internet gracias a otra canción que es una suerte de clásico – se ha convertido en la cantante del verano, muchas décadas después. El Libro Guiness de los Récords ya ha confirmado que ha batido en estas semanas de verano unos cuantos: dado que se estrenó en 1985 y ha llegado ahora al top del Official Singles Chart británico es la canción que más ha tardado, también es la cantante de más edad que lo ha logrado y la que ha tenido un gap más amplio entre sus números uno.

Son curiosidades, pero que demuestran que aparecer en la serie de Netflix sale muy rentable. Solo en ganancias por el acceso a la canción en streaming (Spotify y similares) desde que se estrenó la serie, Bush ha generado unos ingresos de 2,3 millones de dólares. Es su mayor pico de ingresos por royalties.

El caso de la canción de Kate Bush es quizás el más llamativo, pero lo cierto es que su tema no es el único elemento recuperado del pasado que ha funcionado gracias a Stranger Things. La serie no es nueva a la hora de apelar a la nostalgia vía productos. En 2019, cuando fue la serie del verano y cuando se estrenó la hasta ahora última temporada, en los 8 capítulos se colaron 100 marcas, con Coca-Cola como la gran ganadora. Todas las presencias de marca fueron muy visibles y muy integradas en la historia. Entonces ya, resultaban muy rentables, con un valor de 15 millones de dólares.

Coca-Cola y Lacoste, las marcas ganadoras

En esta última temporada, las marcas también han formado parte de la historia, consiguiendo impacto y visibilidad. Según cuentas de YouGov Stream que recoge Marketing Dive, las grandes ganadoras de lo que se ha visto ya de esta última temporada han sido Coca-Cola y Lacoste. El product placement en la historia tiene, por tanto, un valioso potencial para sus protagonistas.

Teniendo en cuenta solo el retorno de la exposición en dos mercados, Reino Unido y Estados Unidos, y en el tiempo limitado que han tenido (28 días), el valor que ha conseguido para Coca-Cola colarse en los episodios ha sido de 1,83 millones de dólares. Lacoste solo aparece en un episodio y, aun así, es la segunda marca a la que colarse en los capítulos ha resultado más rentable. Su valor de exposición es ya de 1,8 millones de dólares.

Por supuesto, no son las únicas marcas presentes, porque la serie está llena de ellos. La presencia de marca de Pepsi tiene un valor de 438.000 dólares, la de Jif (una marca de mantequilla de cacahuete) 879.000, Reebok 1,42 millones, Nike 413.000, Vans 379.000 y Converse 144.000.

Para algunas marcas, la presencia en la serie ha sido tan rentable como para Kate Bush. Jif, por ejemplo, logra que en imágenes su marca se asocie a la idea de libertad (en un momento en el que las cosas no le iban muy bien en el mercado real).

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!