PuroMarketing

Preparar la estrategia de marketing para el año que se avecina obliga a tocar muchos palos

¿Cuándo es muy pronto para hablar del año que se avecina? Para los consumidores, puede que hablar de lo que marcará la agenda en 2022 se vea como demasiado pronto, porque aún quedan tres meses - día arriba, día abajo - para cambiar el calendario.

Para los marketeros que tienen que convencerlos del potencial de sus productos, las cosas no son tan sencillas y no se pueden permitir el lujo de esperar al día de fin de año para empezar a pensar en lo que se avecina. Deben asentar desde el momento de descuento y de preparación cómo serán las cosas en el año siguiente.

Por eso, el momento de analizar las tendencias que traerá 2022 y los elementos que marcarán la agenda ha llegado ya. Hay que estudiar qué esperarán los consumidores - por mucho que ellos ni se lo estén planteando aún - y cómo se debe actuar para conectar con ellos. Los responsables de marketing deben tocar todos los palos y cuidar todas las bases, por lo que sus proyecciones no se deben limitar a lo genérico sino que deben ir también a lo específico.

En ese específico entre el diseño de páginas web: los sitios online son una pieza básica y fundamental del marketing digital y de la estrategia de marketing. El diseño no puede quedarse obsoleto ni desfasado, ni en lo formal ni en el fondo.

Un análisis de Red Website Design ha estudiado hacia dónde van las cosas y en qué deberían centrarse los marketeros en el año que se avecina. Esto es lo que marcará la agenda en diseño web en 2022.

Contenido dinámico

No es una idea exactamente nueva, porque lleva ya entrando en la lista de temas a los que hay que prestar atención como posibles cambios futuros ya cierto tiempo. Para 2022, no será una tendencia para el futuro sino para el ya. El contenido dinámico permite ajustar la información que se muestra al perfil del usuario que la ve.

Por ejemplo, cambia módulos de contenido - y los contenidos en sí - en base a dónde están o qué han comprado.

La era del espacio limpio

En términos de diseño, las webs apostarán por diseños más minimalistas y simples. Como señalan en el análisis, será el momento de uso de espacios en blanco para afianzar esta tendencia.

Modo oscuro

Igual que el diseño será limpio y minimalista, lo que ya ofrecen las redes sociales y algunos dispositivos - el poder activar un modo oscuro para reducir el impacto en la vista - ahora se verá en muchos más sites de todo tipo.

SEO para voz

Los cambios no solo impactarán en cómo se ven las cosas, sino también en cómo se llega hasta ellas. El diseño web tendrá más en cuenta los nuevos factores que impactan en marketing digital y uno de ellos, llamado a revolucionar el SEO, es el de las búsquedas de voz.

Cada vez usamos más Alexa, Siri y compañía y se encargan de encontrar por nosotros lo que nos interesa. El diseño de webs corporativas no puede ya olvidarlo.

Local y rapidez: claves de SEO

No es el único punto que vendrá marcado por las necesidades de SEO. El diseño tendrá más que nunca en cuenta los tiempos de carga y la rapidez, porque los tiempos largos penalizan y además los internautas no están dispuestos a esperarlos. Más de 2,4 segundos se han convertido ya en algo que no se acepta.

También, el contenido se orientará hacia el SEO local, para así resultar relevantes en las búsquedas y responder a la cada vez mayor cantidad de información basada en datos geográficos. Una estadística de HubSpot ya apunta que el 46% de las búsquedas en Google están marcadas por localización.

Sí o sí: sites accesibles

El tirón de esta tendencia debería estar ligado a la accesibilidad para consumidores con discapacidades, pero lo cierto es que viene impulsado - como el SEO de voz - por el hecho de cada vez se usan más variedad de dispositivos para acceder a los sites y se necesita que estos funcionen en todos los contextos, desde en realidad virtual al recibir comandos de voz.

La 'tiranía' de lo móvil

Igualmente, los marketeros tienen cada vez más claro que la navegación es fundamentalmente móvil, lo que cambia cómo se construyen las webs y cómo se trabaja con ellas. Hay varias tendencias de diseño que han identificado vinculadas a esta realidad.

Una es la de hacer que ya, por inercia del diseño, los sites sean mobile-friendly. No es solo el que tengan una versión móvil, es que todo será más limpio y simple para evitar el síndrome de los dedos gordos.

También, el llamado dynamic scrolling será una de las tendencias dominantes. Este modo de servir la información es similar al de las redes sociales. Acabas viendo una web en la que la información se va cargando a medida que haces scroll.

El contenido interactivo no va a morir

Por interactivo no hay que entender solo algo muy sofisticado, como las películas de Netflix en las que puedes escoger qué va a pasar después. Es más bien contenido en el que el consumidor tiene una parte activa. Tests, calculadoras, encuestas y similares entran en la lista de contenidos interactivos aceptables.