PuroMarketing

Uno de los movimientos que la industria ha ido pronosticando que los sites de streaming van a dar en el futuro es el de empezar a maximizar la idea de servir contenidos con publicidad y sin coste. Amazon ya está trabajando en un sistema de vídeo en directo sostenido con anuncios, como apuntaban ya algunas filtraciones hace unos meses, y algunos expertos dan por sentado que Netflix probará en algún momento a lanzar una versión mucho más barata de su servicio con anuncios integrados. Pero, sin embargo, a todos ellos se les ha adelantado YouTube.

YouTube ha sido desde el primer momento un servicio sin cuotas de pago. Los consumidores no pagaban por acceder a los vídeos que subían otros en la red de vídeos, aunque sí tenían que sufrir los anuncios asociados. Pero en los últimos años - y a medida que la competencia en el mercado del VoD se ha acelerado - YouTube ha empezado a experimentar con contenidos de más calidad, más duración y, por supuesto, bajo pago.

YouTube Originals, YouTube general y YouTube Música es lo que permite ver sin anuncios (o directamente poder ver, como ocurre con las series) bajo pago en España. En Estados Unidos, YouTube ha experimentado con más formatos de pago y ha estado probando más cosas.

Y es en ese mercado en el que llega el último movimiento que YouTube ha estado trabajando, movimiento con el que está experimentando y que, como demuestra una rápida búsqueda desde España en YouTube, todavía no ha llegado a este mercado. Ahora, YouTube ofrece películas de Hollywood gratis. Hasta ahora, el site funcionaba como un sistema de alquiler, permitiendo ver bajo demanda y bajo pago (y sin anuncios) contenidos. Lo que permite ahora es ver esos contenidos sin pagar por ellos.

Lo que ofrece YouTube

El descubrimiento lo ha hecho AdAge. Según el medio estadounidense, durante el último es YouTube ha estado dejando a ver a sus usuarios películas sin tener que pagar por ello y solo teniendo que ver anuncios. Terminator o Una rubia muy legal son algunas de las películas ofrecidas. Los usuarios de la red de vídeos se las podían encontrar en la pestaña de Películas de YouTube bajo una opción propia que indicaba que eran películas gratis.

"Vimos esta oportunidad basándonos en las peticiones de los consumidores, más allá de solo ofrecer películas de pago", explica al medio Rohit Dhawan, director de product management en YouTube, quien habla además de una oportunidad buena par alos anunciantes. No se sabe cómo se reparten los beneficios estudios y YouTube (Dhawan no ha querido dar datos sobre el tema), pero sí cómo funciona en términos publicitarios. Las películas son un elemento más de los muchos contenidos que ofrece a los anunciantes. Es decir, las películas se suman a la oferta de contenidos.

Un mercado potencial inmenso

Aun así, en un futuro podrían permitir pagar por patrocinios de películas concretas, por ofrecer a los espectadores visionados de cortesía o por screenings exclusivos vinculados a sus marcas.

Todo depende, explica el directivo, de cómo los estudios aborden en el futuro las ventanas de comercialización de sus películas (algo que, se debe explicar de forma paralela, sigue manteniendo los parámetros del pasado y del entorno tradicional de ventanas de comercialización).

Por ahora, YouTube solo ofrece 100 películas para ver gratis, aunque no es el único que lo hace. Los hipermercados WalMart también tienen un servicio similar en EEUU, llamado Vudu, y hay compañías especializadas, como Tubi, que lo hacen también. El CEO de Tubi explica, de hecho, a AdAge que el mercado del vídeo con anuncios es un mercado "gigante". Es, como añade, una inmensa oportunidad de negocio.

Para YouTube puede ser la llave para competir en serio con los gigantes de la industria del VoD.