PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Conocer a los clientes se ha convertido para muchas empresas en fundamental. Los departamentos de marketing de las marcas deberían dedicar mucho más tiempo a conocer a los consumidores y saber lo que quieren. Sus gustos o su satisfacción con nuestros productos son fundamentales a la hora de tomar decisiones. Por eso es importante no solo evaluar tendencias de los mercados, sino también hay que acercarse a los clientes y conocer directamente sus intereses.

Una de las formas tradicionales para conocer los intereses de los clientes ha sido en los últimos años los estudios de mercado, pero eran lentos y costosos. Incluso estos estudios podían suponer en muchas ocasiones varios meses. Sin embargo, en la actualidad y gracias a la aparición de las encuestas online ya es posible realizar estudios de mercado de forma sencilla, rentable y rápida. Estas encuestas además nos permiten obtener respuestas incluso en unos días. Si quieres más información sobre encuestas online puede encontrar más info aquí.

Si el equipo de marketing de nuestra empresa decide plantear en la empresa una encuesta online, tiene que asegurarse un alto índice de respuesta. Las encuestas realizadas por teléfono cuentan con siempre la presión del encuestador que suele intentar a toda costa lograr su objetivo, pero la respuesta a las encuestas online puede depender de muchos factores. Las encuestas online deben plantearse siempre para aumentar el bajo índice de respuesta por lo que os vamos a dar unos sencillos consejos a la hora de crear y diseñas una encuesta online.

1. Un diseño atractivo

Los clientes actuales no tienen tiempo y el éxito de la campaña para una encuesta online suele depender del diseño de la encuesta online. Tenemos que elegir entre varias creatividades atractivas que puedan atraer a las encuestas y animar a los encuestados a contestar. La mayoría de este tipo de herramientas online disponen de diseños atractivos que pueden ser interesantes.

2. Preguntas cortas y cerradas

El factor tiempo es fundamental y si queremos que contesten la encuesta no debe durar más de 3 minutos. Debe plantear preguntas cortas y cerradas para que el encuestado tenga pocas dudas a la hora de contestar. Hay que huir de las preguntas abiertas y confusas. El medio de contacto puede ser mediante un mail que redireccione a la encuesta online o una interactiva app de la empresa. Es importante también decidir cuál es el momento más adecuado para enviar la encuesta. Por ejemplo, no se deben mandar ni por la noche ni los fines de semana porque tendremos seguramente menos respuesta.

3. Elegir a los destinatarios

Es importante adaptar la encuesta online según el destinatario al que va a ir dirigido. No podemos diseñar del mismo modo una encuesta para público joven o para la tercera edad. Tenemos que pensar en los gustos de los encuestados para engancharles y que les interese contestar el cuestionario. Hay que saber quiénes son los clientes y qué les gusta para poder crear mensajes que les resulten atractivos.

4. Aprovechar los resultados

No solo es importante crear, diseñar y lanzar la encuesta online sino también interpretar las respuestas de la encuesta. Si no se analizan estos datos, la empresa habrá malgastado tiempo y esfuerzo. Las encuestas online nos pueden ayudar a conocer los gustos de los clientes sobre un nuevo producto o nuestra marca, pero también incluso sobre el mercado en el que estamos trabajando y la competencia. Con las encuestas online podemos descubrir si un nuevo producto tendrá éxito o incluso si ya lo hemos lanzado descubrir la razón por la que no hemos obtenido los resultados esperados.

5. Predecir tendencias

Las encuestas online son una buena herramienta para conocer a nuestros clientes y sus gustos y también para predecir tendencias futuras. Esta información sobre los consumidores puede ayudar a la empresa en un futuro a tomar decisiones para nuestro negocio basadas en datos. Incorporar las encuestas online al trabajo del departamento de marketing de nuestra empresa siempre será beneficioso en un futuro.