PuroMarketing

Los consumidores reconocen que prestan más atención a los anuncios si aparecen en sites fiables y con temáticas conectadas con las de los anuncios

Cada vez pasamos más tiempo conectados a la red. Esto ocurría antes de la pandemia del coronavirus, cuando los contenidos online estaban ya cambiando los hábitos de consumo y de acceso a la información y el entretenimiento de los consumidores, pero se ha acelerado durante y tras la crisis del coronavirus. Si la pandemia ha sido un acelerante en la transformación digital a muchos niveles, también lo ha sido de forma destacada en lo que respecta al acceso a contenidos en la red.

Durante los meses del confinamiento, los medios en general se dispararon. Las televisiones registraron máximos históricos de horas de consumo, pero también lo hicieron los medios online y las redes sociales. Todo el mundo parecía estarse descargando apps y accediendo a ellas de forma masiva.

Ahora, cuando ya la situación está avanzada y cuando, aunque solo hayan pasado meses, parece que estamos a años luz de aquellos comportamientos de marzo y abril, ha llegado el momento de hacer balance. Toca descubrir qué impacto ha tenido la crisis en el consumo de medios y contenidos online y cómo han cambiado las cosas.

Los datos muestran que el consumo de contenidos online se ha disparado. Según un estudio global de DoubleVerify, que ha usado una muestra de internautas de varios países incluyendo España para determinar cómo ha cambiado las pautas en la red, el consumo diario de contenido online se ha duplicado.

Si antes de la crisis del coronavirus de media dedicábamos 3 horas y 17 minutos a acceder a contenidos en la red, ahora la media se ha situado en las 6 horas y los 59 minutos.

Este crecimiento está muy vinculado al uso más elevado de ciertos dispositivos conectados y de algunas plataformas de contenido online. Así, un 44% de los consumidores reconoce que está usando mucho más sus televisiones conectadas, un 48% que pasan más tiempo en redes sociales y un 43% que dedican más tiempo a YouTube. El interés creciente por estos espacios de contenidos tira al alza el tiempo total de los contenidos online.

Qué pasa con la publicidad

Los datos no son solo buenas noticias para el ecosistema de contenidos en la red, sino que también supone algo positivo para los anunciantes. El estudio, como recogen en Warc, no solo apunta que ha aumentado el consumo de contenidos online, sino que además esto aumenta las oportunidades publicitarias. Esas horas extra de consumo son horas extra que se pueden redondear con anuncios.

Eso sí, los anunciantes deben tener muy claro qué hacen y cómo en la publicidad online. A los consumidores no les vale cualquier cosa y los anuncios se ven afectados por dónde y cómo los sirven los anunciantes.

De hecho, el 55% de los encuestados reconoce que es menos probable o que directamente no comprarán un producto que se haya anunciado al lado de noticias falsas o contenido incendiario. Un 67% asegura que es más probable que se fije en un anuncio si este aparece en un site de confianza.

Al mismo tiempo, la publicidad también gana si el contexto conecta con su temática. Esto es, un anuncio funciona mejor si el site en el que aparece está relacionado. Un 48% de los encuestados apunta que es más probable que muestren engagement con un anuncio si este aparece en un contenido relacionado.

En el caso de los anuncios de comida o bebida, es todavía más elevado. El 68% de los consumidores indica que es más probable que respondan a una campaña si aparece al lado de contenidos vinculados, como podrían ser recetas.