PuroMarketing

La identidad corporativa es uno de los aspectos más importantes que deben determinar y tener claros las empresas. Frecuentemente es necesario observar la dirección que se sigue desde los diferentes departamentos para comprobar que las acciones que se llevan a cabo se hacen en consonancia con los valores que la compañía pretende transmitir.

Hay que tener en cuenta la evolución de la empresa, conociendo la identidad e imagen pasada y teniendo en cuenta la actual, ya que en el caso de introducir modificaciones será adecuado mantener esos valores con los que los usuarios nos asocian y no despistarlos con grandes cambios que nos hagan perder confianza y credibilidad. Se trata, por tanto, de generar asociaciones en la mente del consumidor con el objetivo de hacer que se identifiquen rápidamente con los productos e incentivar las compras.

Las dos principales herramientas con las que se construye la identidad corporativa son el logotipo y el packaging. El logotipo es una parte básica en la identidad para que los consumidores asocien de forma rápida los productos a una marca, pero en los últimos tiempos la competencia de los mercados ha impulsado la importancia del packaging que engloba y envuelve tanto a la identidad visual como al logotipo determinando en gran medida las decisiones de compra de los consumidores. El packaging es una herramienta básica del marketing que debe transmitir los valores y la filosofía de la compañía, lo cual llevará a crear una imagen limpia y fresca en la mente de los clientes. 

Algunos de los consejos más importantes a la hora de desarrollar las tácticas en el packaging son:

  • El consumidor hoy día es más racional y menos impulsivo, con lo que es imprescindible conocer el público objetivo para enfocar correctamente y tratar de sorprenderlo y fidelizarlo.
  • Tiene que presentar los colores, letra y tipología acordes al producto e imagen de marca, cuidando aspectos como el transporte, el respeto al medio ambiente o la seguridad del propio producto.
  • Debe resaltar las cualidades del producto habiendo previamente estudiado la competencia.
  • Supondrán ventajas aquellos que sean envases inteligentes que alarguen la vida del producto y los que creen un valor añadido aportando más información a los consumidores.
  • Optimización de los costes intentando innovar y personalizar en consonancia con las prácticas de los negocios e-commerce de los últimos años.

Siempre hay que tener en cuenta que al igual que se dedica mucho tiempo a investigar sobre el futuro, el pasado también puede ser la llave del éxito. Son muchos los ejemplos que se pueden encontrar en el mercado sobre productos retro que funcionan a la perfección, lo cual puede suponer un acierto en un momento determinado.

También detectar las tendencias a tiempo permitirá ofrecer productos más adecuados al consumidor. Actualmente el consumidor esta optando por volver a los orígenes, lo tradicional y lo ecológico, por lo que se preocupa por buscar las etiquetas de “casero” o “sano” en los envases y hay que tenerlo en cuenta en este tipo de productos.

El packaging hoy día es muy importante dentro de la estrategia de marketing de muchas empresas que deben tenerlo en cuenta trabajando sobre diversas variables, para ser capaces de acercarse lo máximo posible a los consumidores y alcanzar un grado de satisfacción elevado.