PuroMarketing

Las redes sociales son una gran fuente de información, adonde los usuarios se dirigen para conocer más detalles sobre los temas que le interesan, plantear sus dudas y descubrir nuevos productos o posibles soluciones a sus problemas. Esta utilidad también se podría aplicar a la sanidad, de hecho los profesionales de este sector cada vez miran con mejores ojos a estos canales online.

El estudio "You share; We care", publicado hace un mes por Marco de Comunicación y MSL/Publicis Group recogía que el 30% de los españoles se ha dirigido alguna vez a un foro  relacionado con temas de salud, bien sea con la finalidad de conocer a otros pacientes en su misma situación, en busca de recomendaciones, o como vía para desahogarse y compartir experiencias. Como principal conclusión del estudio se desprende que el 35% de los pacientes considera que su médico no le dedica el tiempo suficiente durante la consulta; por tanto, reclama una mayor interacción a través del medio online.

Ya en abril del pasado año tuvo lugar el I Congreso de Redes Sociales para el Sector de la Salud, mediante el cual se pretendía concienciar a los profesionales del sector sobre la importancia de estas herramientas para mejorar la relación con el paciente, así como las claves y consideraciones a la hora de abrir este nuevo canal. 

La Asociación Americana de Medicina defiende las ventajas del uso de las redes sociales en la actividad diaria de los profesionales, sin olvidar por ello destacar la necesidad de mantener la privacidad de sus pacientes, así como ofrecer siempre un trato estrictamente profesional. Por su parte, eBennett.org destacaba el verano pasado que en Estados Unidos ya 1.229 hospitales recurren a las redes sociales como una herramienta habitual en el normal desempeño de su actividad. Hay que entender que ese país las corporaciones sanitarias pertenecen al sector privado; por tanto, como cualquier otra empresa, necesita captar clientes, por lo que los Social Media son una buena opción para ello.  

Por su parte, para los médicos las redes sociales también constituyen una fuente de información. Según informaba a finales de año el Journal of Medical Internet Research, el 25% de los médicos consulta varias veces al día las redes sociales en busca de información médica. Además, al igual que en el resto de sectores, constituyen una buena plataforma para difundir contenido. Así, el 14% comparte información a través de estos canales, según recoge el Centro de estudios sobre el Cáncer de la Universidad Johns Hopkins. Según su encuesta, el 61% de los oncólogos consulta semanalmente sus perfiles sociales, mientras que el 46% publica contenido también con una periodicidad semanal. 

Por su parte, los profesionales de la medicina cada vez están recurriendo más a los Social Media como herramienta de promoción para hacerse un nombre en el sector y captar pacientes. Hay especialidades donde ya es habitual, como pueden ser la cirugía estética, oftalmología, odontología o dermatología. El estudio "You share; We care" indica que 2 de cada 10 pacientes busca referencias de sus médicos en internet.

¿Qué pueden hacer los médicos para aprovechar las redes sociales?

  • Desarrollar una estrategia de branding personal. Esto pasa por plantearse unos objetivos, saber qué valores quieren transmitir y acciones va a llevar a cabo en internet, definiendo qué herramientas son las más adecuadas para él.
  • Cultivar su presencia online. Es decir, configurar adecuadamente sus perfiles sociales, y aportar periódicamente contenido de valor, de tal modo que pueda posicionarse como conocedor de su área.
  • Abrir un blog o web personal. Es la mejor carta de presentación, un lugar a través del cual transmitir sus conocimientos, experiencias y saber hacer. Además servirá como punto neurálgico para que sus pacientes le encuentren y donde puedan dirigirle sus peticiones.
  • Ofrecer atención al paciente a través de los canales sociales. Una de las principales funciones de las redes sociales es la de actuar como canal de comunicación. Por tanto, es impotante habilitar estos canales como vías de contacto directo, a través de las cuales facilitar una conversación fluida y eficiente.

¿Está tu médico en redes sociales? ¿te gustaría que así fuera?