Opinión Por Redacción Social Media Marketing Ag 26, 2015

¿Apostarlo todo al influencer?

Debemos plantearnos si estamos olvidando al cliente que apenas habla

Relacionarse con influencers aporta valor a tu actividad, a tu marca, a tus aportaciones. Son una "publicidad colateral" novedosa, mucho menos cargante y para postre, mucho más económica que cualquier otra acción en los medios. Marcan tendencia, aunque sólo sea porque la mayoría están tan alerta a las novedades que llegan a todo antes que el resto de los mortales. Además, comunican tanto y tan bien que a veces incluso pueden explicar tus productos mejor que tú, contando cómo los utilizan o hablando largo y tendido sobre lo que más les ha gustado. Incluso a veces sus comentarios animan a la mucha gente que les escucha a la compra.

Bien, hasta aquí no puedo estar más de acuerdo. Donde mi adhesión al marketing de influences empieza a hacer aguas es en los siguientes interrogantes:

  • Cómo identificarlos. Qué debo buscar para saben quiénes son mis influencers. Reviso artículos y estrategias al respecto y no encuentro muchos más anclajes que los números: de interacciones, de seguidores, de entradas, de comentarios?. Y en lo cualitativo: que son periodistas o blogueros, expertos, activistas, celebrities o simplemente exploradores de tendencias o consumidores a los que les gusta probar y que altruistamente comparten su opinión. Sin más pistas más concretas, sin método.
  • Cómo contactar. Si ya me ha costado seleccionar a los que tienen el altavoz más grande, lo de establecer una relación que verdaderamente aporte valor a ambas partes parece un brindis al sol. Según los expertos, hay que aportarles valor para conseguir que hablen mucho y bien de ti. Sin más sutilezas ni matices. Pero ¿dónde está la línea que separa un regalo de una compra? Y por otro lado, ¿qué acabarán percibiendo tus clientes de todo esto?
  • Cómo sabes qué aportan realmente. De acuerdo, las nuevas zapatillas de CR7 ya están agotadas, ¿pero son el grueso de tus clientes "ronaldomaníacos"? Seguramente la clave para entender cuánto te pueden aportar es analizando tu mapa de clientes y cómo se comportan en las redes, sin olvidarte de esa mayoría silenciosa que no participa.

Es como apostarlo todo al que chilla más, olvidando al que apenas habla. Entonces, ¿es que están los influencers sobrevalorados y no marcan ninguna diferencia en tu negocio? Ni hablar, quede claro. Toda ayuda para darte a conocer es poca, sobre todo si eres pequeño: sería como intentar convencer a un grupo musical desconocido de que no haga de telonero de otro más famoso.

Los influencers están más que bien, pero en mi opinión no son mucho mejor que el resto de gente que avala tu marca. Échales un ojo, pero plantéate que la clave del éxito es siempre "picar en la mina". Trabaja por encima de todo la satisfacción y la lealtad del grueso de tus clientes de "a pie", esperando que la recomendación que puedan hacerte, la digital también, venga sola. Aunque el esfuerzo sea mayor, casi siempre renta más muchos pocos que pocos muchos.

Yo nunca dejo de intentar ponerme en la piel de mis clientes. ¿Qué atrae más, un hotel con unos pocos comentarios excelentes o el que tiene muchos, incluidos los pésimos, pero que acaba siendo bien valorado?

Pogamos huevos en ambas cestas.

Publicado por Redacción
Recomendados
Patrocinados