PuroMarketing

Las redes sociales están en constante evolución y sus responsables tienen que adecuarse de forma habitual a los cambios. Todo cambia y las estrategias de las marcas y de las empresas tienen que ajustarse a ello para no quedarse obsoletas. Esto implica estar siempre al día de los cambios que imponen las redes sociales, pero también ser capaces de marcarse una suerte de estructura de mínimos de cosas que no se pueden permitir durante más tiempo y cambios que se tienen que hacer ya mismo.

¿Y cuáles son los cambios y los mínimos que las empresas deberían implantar ya mismo en las redes sociales y en su estrategia?

Según un análisis de Simply Measured, se podrían señalar cinco grandes puntos en los que hay que trabajar. Son la base mínima de lo que hay que implementar de aquí a cierre de año en la estrategia de social media marketing.

Actualiza ya tu estrategia en Facebook

Facebook arrancó el año cambiando las reglas del juego en lo que a su feed se refiere, lo que obligará a las compañías y a los responsables de su comunicación en redes sociales a cambiar también lo que ellos están haciendo en este terreno. Y por ello, y dado que además los cambios no son algo exactamente nuevo y Facebook lleva ya algún tiempo haciendo ajustes, no queda más remedio que tomar decisiones.

¿Qué hay que tener en cuenta ahora? Las nuevas reglas del juego marcan claro que los contenidos de amigos y familiares importan más, por lo que hay que lograr que sean los consumidores los que compartan contenidos. Crear un grupo relacionado con la marca, usar influencers y crear comunidad son más importantes que nunca. También hay que evitar compartir contenidos de medios y fuentes que no sean sólidas y empezar a trabajar ya en las Stories y, sobre todo, en el vídeo.

Crea tus previsiones

Diarias para uno mismo, semanales a compartir con el equipo inmediato y mensuales con todo el equipo relacionado: así deberían ser según los analistas las previsiones a crear y con quién se deben compartir. Las previsiones deben marcar objetivos y planes, pero también ser la vía para mostrar resultados, las lecciones aprendidas y hasta para ir un paso más allá.

Es la hora de la autenticidad

Contar lo maravilloso que es tu producto podía funcionar hace unos años, ya no ahora. Los consumidores quieren autenticidad y para ello hay que ofrecer mensajes más personales, más ligados a historias concretas y más genuinos.

Las redes sociales no son para el comprador solo, son para el usuario

O lo que es lo mismo, las marcas y las empresas deberían cambiar el chip cultural de cómo se venden y cómo conectan con sus potenciales consumidores. No se trata solo de convencerlos de que compren un producto, sino de mantener una relación fluida con ellos y constante. No es una cuestión de convencerlos de que compren, es de estar ahí para lo que vayan necesitando a lo largo del proceso de compra, pero también de la previa a ello y de la postventa.

Haz auditorías a tu contenido

No publiques sin más: sigue lo que publicas y determina qué funciona y por qué lo hace. Parte de la estrategia se va en ello (y de hecho esta es una de las claves de funcionamiento tradicionales de los medios). Analizar en todo momento lo que se está haciendo y los resultados que esto logra permite ser mucho más eficientes a la hora de determinar estrategias y de posicionarse mejor.