Noticia Por Redacción Social Media Marketing Abr 19, 2021

Sinnfluencer: el auge del influencer de los buenos propósitos

Los influencers hablan de principios y activismo y los consumidores los escuchan

Dos tendencias al alza en el universo del marketing han convergido en una figura que las une: es el sinnfluencer, el influencer de los buenos propósitos o de las buenas causas.

Uno de los elementos que se han hecho populares y destacados en la estrategia de marketing y de comunicación de las empresas en los últimos años ha sido el del activismo, el de los principios. De pronto, las compañías deben tener una moral clara y mostrársela al mundo.

No es que antes pudiesen permitirse vivir al margen de la ética, sino más bien que ahora el consumidor quiere tener muy claro qué piensan y qué apoyan y que se conviertan en activistas. Sus decisiones de consumo vendrán marcadas por ello y las expectativas son las de que las empresas sean de verdad lo que dicen que son y piensan.

Otro de los elementos de crecimiento es el de los influencers. Los influencers se han convertido en las estrellas de las redes sociales, ya que parecen de verdad, auténticos, y logran conectar con los consumidores a otros niveles. Sus audiencias han ido en aumento y las empresas están destinando una parte cada vez más importante de sus presupuestos publicitarios a intentar usarlos como palanca para llegar a los consumidores.

Estas son las dos tendencias que han convergido en el sinnfluencer, un término que llega esta vez desde el alemán. La corriente ha sido detectada, de hecho, por Mintel en ese país, donde uno de cada cuatro usuarios de redes sociales ya busca de información sobre cuestiones sociales y políticas en ese entorno.

Pasan cada vez más tiempo online, pero también se han vuelto mucho más exigentes con de dónde sacan la información y a quién creen con sus mensajes. Buscando a esas fuentes fiables se han centrado en los influencers con principios como guía de referencia: por ello, estos se convertirán cada vez más en canales para lanzar cierto tipo de mensajes y también se están convirtiendo en un nuevo perfil de influencer, ese influencer de los principios y con propósitos.

El término sinnfluencer mezcla influencer con la palabra "sinn" (sentido o propósito en alemán), explican desde la firma de análisis. "Esta nueva forma de influencer, que tiene la habilidad de llegar a mucha gente, estará comprometida con promover contenidos significativos con propósito, creando reconocimiento sobre temas como la sostenibilidad, el engagement político o la justicia social", apuntan en el análisis.

Básicamente, sus contenidos tendrán una buena causa y se centrarán en hacer llegar mensajes. Los influencers tienen una consciencia y hablan de ello.

Lo que supone en su relación con las marcas

Por supuesto, esto cambia el tipo de contenidos que publican y abre la puerta a nuevos temas, pero también modifica la relación que mantienen con las marcas y las dinámicas en juego. Los influencers, una vez que se pasan a mostrar sus valores, tendrán que relacionarse con las marcas partiendo de ellos: tendrán que ser fieles a lo que piensan.

No hacerlo dañará su credibilidad, pero ser eficientes en este terreno tendrá un elevado retorno para ellos (que resultarán creíbles) y para las marcas con las que colaboran. Las compañías, de hecho, deberían escoger a influencers sólidos, recuerdan en el análisis de Mintel, vinculados de forma clara a lo que quieren potenciar. Todo ello debe ser, eso sí, auténtico y transparente. La marca debe comprometerse a hablar de esas cuestiones de forma abierta.

Recomendados
Patrocinados