TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...
PuroMarketing

Las empresas voluntaria o involuntariamente y de forma continua, están generando contenidos en el mercado. Las organizaciones vierten a través de diferentes vías mensajes, videos, textos, audios, blogs, donde se recogen contenidos de más o menos interés para ese mercado o mejor dicho para el cliente. El marketing de contenidos se ha de gestionar de manera adecuada o se volverá contra la marca. ¿Cuáles son las claves para que ese marketing haga su trabajo?

El marketing de contenidos es una de las herramientas de las de que disponemos para apoyar a nuestra marca, es decir, para potenciar nuestro branding. Se ha mostrado dicha herramienta como eficaz para los propósitos de un buen branding. De igual manera si no se hace una gestión y control adecuado de esos contenidos o simplemente se hace caso omiso a todo lo que vertemos en el mercado, lo pagaremos, lo pagará caro la marca en su reputación, en sus resultados, en su engagement.

¿Por qué las empresas han de generar contenidos si pretenden conseguir objetivos comerciales?, pues por qué:

  • Nos diferenciará de la competencia
  • Nos ubicará en el mercado y posicionará en la mente del cliente
  • Nos hará estar presente en la mente del cliente
  • Será una fórmula que nos acerca a los clientes
  • Podemos controlar lo que queremos decir y de que forma lo queremos decir, para quién lo queremos decir
  • Da caché a la marca
  • Muestra nuestra personalidad
  • Potencia (o desacredita) nuestra marca
  • Es una magnifica herramienta para proyectar nuestros valores de marca

Todas aquellas empresas que piensan que el marketing de contenidos ha de ser una forma de informar comercialmente o que solo se preocupan de generar contenidos de carácter comercial como ofertas, cualidades técnicas del producto o servicio, que trabajan en la insistencia de exponer el eslogan comercial, no utilizan adecuadamente este tipo de marketing, es más, la marca que solo pretende conseguir la atención de cliente y su interés (consumando ventas) a través de contenidos de carácter comercial directo, con aportaciones como esto es lo que vendemos, a este precio, que bueno es nuestro producto, etc? lo tiene muy complicado obtener buenos resultados desde el punto de vista del branding (que es lo que vende), pues ese bombardeo de contenidos, aburre a la mayoría de los clientes y este se desvincula o simplemente desconfía, y ya sabemos que pasa cuando un cliente desconfía? que no compra.

Las claves para que el contenido que generemos haga su trabajo, es decir que capte la atención e interés del cliente, que potencie nuestra marca y para que venda en los clientes debe:

  • Diseñarse, crearse, desarrollarse para clientes concretos con preferencias, gustos y valores determinados. La dinámica es que tipo de contenidos quiere este cliente, lo cual supone utilizar un tipo de leguaje, un formato, unos medios, un aspecto, unos horarios, etc. que se ajuste a los gustos de este cliente. Ajustar contenidos de interés para la empresa que sean de interés para cliente
  • Los contenidos y su gestión han de formar parte de una estrategia perfectamente definida, establecida y planificada. El marketing de contenidos ha de ser un colaborador necesario y de impacto de cara al cliente. Los contenidos tienen que tener un por qué y para qué, así como ser coherente con la línea de comunicación de la empresa
  • El marketing de contenidos puede funcionar de manera aislada y trazar una estrategia solitaria, sin embargo, creo que su potencial de impacto se limita cuando funciona como herramienta aislada, pues se comprueba como acompañado este marketing de herramientas complementarias o de apoyo como lograr buenos posicionamientos en buscadores o tener trascendencia en redes sociales (esas tres patas es lo que se conoce como inbound marketing) consigue resultado muchos más potentes.
  • El marketing de contenidos siempre tiene que decir cosas sobre nuestra marca, no quiero decir con ello solo tenga que anunciar nuestros productos, sino que igual debemos crear contenidos que nada tiene que ver con lo que vendemos, pero que sin embargo si muestra claramente como vemos el mundo, cuáles son las causas que apoyamos, como consideramos a nuestros clientes, que tipo de sociedad queremos, cuanto de importan son nuestros trabajadores, en definitiva que todos nuestros contenidos muestren claramente quien es nuestra marca.
  • El marketing de contenidos tiene que tener un sistema de control que nos indique que dichos contenidos están consiguiendo los objetivos que fijamos. Para ello ha de tener un plan de control con establecimiento de KPIs que se ajusten a lo que buscamos, medios para conseguir medir esas KPis de forma objetiva y que ese sistema nos permita tomar decisiones de forma inmediata y actualizada, sobre dichos contenidos

Estas creo que son las 5 claves necesarias para realizar un buen marketing de contenidos. Es en este tipo de marketing donde más claramente podemos ver si la marca mira los intereses de los clientes o simplemente quiere vender producto o servicios. Los contenidos han de ser del interés y agrado de los clientes, y siempre tienen que mostrar que somos como marca, por lo que no siempre tienen la obligación de trasmitir que vendemos. El marketing de contenidos, como todos los marketing, es una forma de mirar, entender y atender al cliente, no es solo tratar de vender a toda costa lo que vendemos, esa debe ser la diferencia.

TOP CONSULTANT Alta dirección, marketing, management e innovación. Nominado a mejor profesor de...