PuroMarketing

El comercio electrónico es una realidad cada vez más rica y más compleja y en la que es cada vez más fácil encontrar oportunidades para vender. Todo, prácticamente, se ha convertido en una suerte de pasarela de descubrimiento de productos y de compra de los mismos. Los consumidores emplean cada vez más vías para encontrar qué quieren y qué esperan y se fían cada vez de más espacios para hacer sus adquisiciones.

Por poner un ejemplo cercano, en España cada vez se compra más a través de internet. Según datos de la ONTSI, las cifras de consumo en comercio electrónico no paran de crecer año tras año. En el último año auditado, de hecho, subieron en un 18%. El mercado del comercio electrónico aumenta también en cuestiones económicas, ya que la cantidad media de la compra es cada vez superior. Cada vez existen más consumidores conectados a la red y cada vez estos están más cómodos empleándola para realizar sus compras. Según un reciente estudio de Showroomprive, de hecho, la confianza en las tiendas online es bastante fuerte y sólida. Un 96% de los consumidores españoles señala que confía igual o más en el comercio electrónico ahora que hace cinco años.

Y en este boom del comercio electrónico, los móviles se están convirtiendo en los nuevos aliados de las marcas para llegar al consumidor. El comprador lleva siempre consigo su terminal electrónico, lo que hace que sea cada vez más fácil contactar con él y lo que ha creado nuevos comportamientos en los procesos de consumo. Los consumidores emplean los terminales móviles para ver comparar precios, para hacer showrooming (hay quien dice que el ver escaparates está muriendo a manos del tablet) o para comprar las cosas que les interesan sin que importe donde están. El comercio electrónico desde el móvil es cada vez más común y el m-commerce es cada vez más poderoso.

Las previsiones para este año en lo tocante a Europa eran muy elevadas. Un estudio de eDreams, presentado al hilo del Mobile Commerce Congress y como compartían entonces los organizadores en una nota de prensa, apuntaba a finales de 2014 que el móvil se iba a convertir en el 20% de todas las ventas online en Europa en 2015.

¿Es el móvil tan importante como parecía y toca a cierre de año afianzar la estrategia en esa área? Las previsiones se han cumplido y las cifras del peso del comercio electrónico desde el móvil en el ecommerce son bastante elevadas. Según los datos de un estudio de Twenga, el gasto de consumo que se realiza en Europa desde dispositivos móviles ha doblado sus cifras entre 2014 y 2015 y ha logrado posicionarse ya en el 25% del total. Los datos llegan desde los principales mercados de comercio electrónico del continente (el estudio analiza cifras de Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia, Polonia y Holanda) y compara los resultados que se logran en smartphones, tabletas y escritorio.

Por qué este boom del móvil

Varias son las razones que explican este boom del mcommerce en Europa y que justifican que las marcas deban darle cada vez más importancia a su presencia desde estos dispositivos en su estrategia empresarial. Por una parte, el móvil en Europa no es ajeno a las fuerzas tectónicas generales, que están haciendo que el móvil sea cada vez más importante y más decisivo en la presencia online de las compañías. No es solo que los consumidores empleen más sus móviles: quienes funcionan como árbitro de la red también le están dando cada vez más importancia. Google, con su última actualización de algoritmo, ha hecho que estar presente de forma correcta en móvil sea determinante.

No es el único punto. Europa es uno de los mercados con mayor densidad móvil del mundo. Las cifras de penetración del móvil son del 151% en Europa Central y del Este y del 129 en Europa Occidental, superando al 101 de Norteamérica o al 92% de la zona del Este de Asia (la región del Pacífico), lo que hace que el parque móvil sea muy amplio y genera así un entorno muy receptivo a las ofertas móviles.

Aunque algunos mercados presentan mejores cifras que otros, lo cierto es que hay cierta unidad en Europa en lo que a acceso vía móvil se refiere. Reino Unido es el rey, con un 31,1% de tráfico móvil, seguido por Alemania (29,7%) y España (29,1%), aunque prácticamente todos los mercados analizados se posicionan por encima del 20%.