PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Amazon se está convirtiendo poco a poco en uno de los grandes players de la publicidad online. Las razones por las que convence a los anunciantes son muchas y variadas. Estos quieren llegar no solo a los consumidores que acabarán cerrando su compra en Amazon sino también a aquellos que empiezan el proceso de investigar qué comprar allí aunque luego vayan a terminar con su adquisición en otro lugar.

Los datos han ido dejando claro que la inversión publicitaria en Amazon ha ido creciendo de forma sostenida y notable en los últimos trimestres. Analizar qué se encuentran los consumidores y qué acaban viendo da más detalles y argumentos para verlo.

Como concluyen en un análisis de Recode partiendo de datos de Jumphot, el número de artículos que acabamos viendo en Amazon gracias a un anuncio ha subido. Los artículos patrocinados son ya una de cada 10 páginas de producto que los consumidores visitan, lo que supone un crecimiento interanual del 3%.

El 11% de las páginas de producto vistas en Amazon han logrado a sus visitantes gracias a un anuncio. Esto, eso sí, no implica necesariamente que el consumidor haya acabado comprando ese producto patrocinado, sino simplemente que lo ha visitado.

¿Cuál es la razón de este crecimiento de la visita? Los analistas tienen dos teorías. Una de ellas es que los anuncios se han vuelto más efectivos y por tanto logran capturar mejor a los consumidores. La otra es la de que simplemente han crecido las visitas a productos anunciados porque lo han hecho también los anuncios.

Cambia las cosas para las marcas

Pero sea como sea lo que sí está claro es que esta situación tiene repercusiones en las marcas que se venden en el gigante del ecommerce y también para los vendedores que usan su marketplace. Hace que cada vez se vean más abocadas a comprar publicidad si quieren lograr posicionarse de forma destacada en los resultados de búsqueda y no perderse en medio de los contenidos patrocinados.

Uno de los ejemplos que apuntan en Recode es el de Samsonite, la marca de maletas, que no tuvo más remedio que acabar pagando por publicitarse en los resultados de Amazon para lograr seguir siendo el principal resultado cuando alguien buscaba su marca en Amazon.

"Amazon está haciendo dinero con nuestros productos, haciendo dinero con nuestros datos creando marcas y Amazon está haciendo dinero partiendo del privilegio de estar en su plataforma vendiéndote publicidad para proteger tu marca", resumía al medio estadounidense el máximo responsable de ecommerce de la marca de maletas, Charlie Cole, reconociendo que su relación con el gigante del ecommerce es complicada.

Las quejas de Cole funcionan, de hecho, como una suerte de resumen de los problemas que las marcas y las empresas ven en este estado de las cosas y lo que les preocupa. Amazon se ha convertido en una pieza clave para llegar a sus consumidores, pero haciéndolo se ha posicionado en una situación de poder frente a las marcas y compañías cuyos productos necesita para vender.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo