PuroMarketing

Aunque los cambios llegaron con la crisis sanitaria, no se irán con ella
Las 5 grandes tendencias que cambiarán el eCommerce y el retail y que arrancaron con el Covid 19

Puede que llegase sin que nadie estuviese realmente preparado para ella, pero la crisis del coronavirus tendrá efectos directos y duraderos que irán mucho más allá del momento.

De entrada, ha cambiado muchas cosas para las empresas. No solo las ha puesto en una situación delicada y compleja, sino que también las ha obligado a tomar decisiones que se resistían. La covid-19 ha acelerado la adopción del teletrabajo. Si las compañías querían seguir siendo operativas, no tenían más remedio que hacerlo. También han propulsado la transformación digital. De la misma manera, las organizaciones no podían permitirse procrastinar con ello más tiempo.

Igualmente, la crisis ha acelerado el crecimiento de la inversión digital en comercio y del llamado comercio digital, como apuntan en un análisis de Gartner. Como comercio digital no hay que entender únicamente el ecommerce, sino también la transformación digital del retail. "El comercio digital ha jugado un rol importante durante la pandemia permitiendo a las organizaciones seguir dando servicio a los consumidores", recuerda Sandy Shen, directora de investigación senior en Gartner.

Ese papel y los cambios que se han realizado en ese terreno no se irán cuando la situación mute. "Algunos cambios de comportamiento de los consumidores, como el comprar online o el ser más conscientes en términos de salud y seguridad, serán a largo plazo", alerta Shen. Las compañías tendrán que asumirlo y trabajar en ese terreno.

En general, de los cambios que el coronavirus ha generado, en el mundo del mañana se quedarán cinco grandes tendencias que cambiarán cómo se compra y cómo se vende en retail y, sobre todo, en ecommerce.

Contactless Commerce

Como las tarjetas contactless, el Contactless Commerce permite hacer las transacciones sin tocar nada. En los procesos de compra, el consumidor no se ve obligado a tocar ningún dispositivo o "estructura pública". Y, por muy futurista que pueda parecer la idea (no lo es tanto), será el 80% de los sistemas de petición de productos y relleno ya en 2024 en la mayoría de las empresas.

¿Qué serán esos elementos sin contacto? Los sistemas de pago, que ya lo son ahora de forma habitual, pero también los servicios de recogida de productos, las entregas o las cajas de pago para compras en tienda.

Herramientas de configuración visual

Como explican desde Gartner, estas herramientas permiten tanto al consumidor como a los vendedores ver el producto que planean comprar en 2D o en 3D. Con ello se evita visitar espacios físicos: puedes ver el producto desde muchos lugares.

Por ahora no es una tecnología muy popular, pero cambiará con el futuro. Como señalan desde la firma de análisis los vendedores del software especializado han notado un boom de ventas por la pandemia del coronavirus. Su popularización podría poner en peligro los showrooms y las muestras de producto.

eCommerce en directo

La fusión entre streaming y ecommerce es el live commerce, el ecommerce en directo. El vídeo en directo sirve para mostrar productos e interactuar con los compradores, ya sea vía redes sociales o en las propias plataformas de ecommerce. No es algo que se haya asentado a nivel global, pero sí ha sido muy popular en China durante el confinamiento anticovid entre las marcas que han sido pioneras.

Una consumerización del mercado B2B

Gartner no es el primero que habla de cómo el mercado B2B y los procesos de ventas a clientes corporativos se están acercando más y más a las prácticas de consumo. Por ejemplo, cada vez las emociones son más importantes a la hora de conectar con este público. Gartner explica que ahora las empresas tendrán que apostar por soluciones digitales que hasta ahora dominaban sobre todo en consumo, como chats en directo, chats de vídeo, apps o entornos sociales.

A medida que los consumidores más jóvenes van entrando en el mercado B2B al incorporarse en el mercado laboral, esto será todavía más decisivo.

El lanzamiento del enterprise marketplace

Los marketplace no serán ya solo para vender productos de consumo. Se volverán más complejos y abordarán más áreas. Una de ellas serán las que aplican directamente al mercado de negocios. Esto es, el marketplace también ha llegado al entorno B2B. Son los enterprise marketplaces, "marketplaces online operados por organizaciones que permiten a vendedores terceros llegar a consumidores finales".

El canal, el intermediario, es un mercado virtual. Gartner predice que se logrará mayor eficiencia en la cadena y que se abrirán nuevas fuentes de ingresos de este modo. Las compañías que ya operaban así antes de la crisis del coronavirus han salido menos dañadas de la situación, de hecho. En 2023, las que estén en estos marketplaces subirán al menos en un 10% sus ingresos digitales.