Artículo
Publicidad
Las olvidadas pioneras de la comunicación, publicidad y el marketing en España 
La historia de las mujeres en la publicidad en España está por recuperar, pero hace un siglo ya hacían anuncios en la radio o marketing de contenidos
Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Escribir la historia de las pioneras de unas cuantas disciplinas no es sencillo, porque los nombres de esas mujeres que aparecían en los primeros años de esas áreas se han ido difuminando con el paso de los años.

Solo hay que pensar, por ejemplo, en esa sensación que teníamos quienes estudiábamos periodismo hace no tantos años de que todos los referentes de los que se hablaba en la carrera eran de hombres que habían hecho cosas. Parecía que las mujeres no habían empezado a hacer periodismo hasta, como mucho, los años 60. Nada más lejos de la realidad. Mujeres periodistas de referencia las hay desde mucho tiempo atrás.

Pero ¿qué ocurre con las mujeres que fueron pioneras en la comunicación, la publicidad y el marketing? Encontrar nombres de mujeres pioneras fuera de España es bastante sencillo, porque ya se ha hecho todo un proceso de recuperación de la historia de muchas de ellas. Seguir la historia de las mujeres en la industria en España no es tan sencillo, por lo que su historia está por descubrir.

Aun así, casi se puede dar por sentado que allí estarían, realizando un trabajo u otro. Si la primera agencia publicitaria creada en España lo hizo en 1857, la agencia Roldós en Barcelona, parece casi imposible que en una trayectoria tan larga de la industria no se hayan cruzado mujeres.

Porque las mujeres estaban en los orígenes del marketing y la publicidad modernos. Es posible verlo prestando atención a historias concretas. Lydia E. Pinkham fue una pionera del marketing de guerrilla a finales del XIX, creando un imperio vinculado a un tónico para la salud que fue internacional. Sus productos se vendían, de hecho, en España, aunque ella fuera una emprendedora estadounidense. Pinkham logró posicionar su tónico gracias a una estrategia de marketing ultra eficiente, invitando a las consumidoras a escribirle para resolver dudas. Para esas respuestas, tenía un equipo de mujeres que se encargaban de escribir de vuelta.

En Estados Unidos, hay más historias de pioneras del marketing y de la publicidad ya de esos primeros años, trabajando a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Bernice Fitz-Gibbon fue copy en los años 20, Nedda McGrath se convirtió en la primera directora de arte de la industria publicitaria en 1926 y Mathilde C. Weil fundó su agencia, la primera de una publicista, en 1880.

Helen Resor revolucionó la publicidad a principios del siglo XX (fue la primera en usar el término sexo para vender, en 1917) y entre 1880 y 1920 hay documentado el trabajo de mujeres anónimas en la industria de la publicidad de ese país.

Pioneras en España

¿Qué ocurría en España? Seguramente también había mujeres anónimas desempeñando trabajos en la industria de la publicidad y el marketing, puesto que las podemos ver en las fotos de las agencias de publicidad. Un publirreportaje de una agencia de 1923 muestra a un par de mujeres sentadas ante la máquina de escribir en los planos de las oficinas.

Pero si se va a historias concretas y a detalles, se puede visualizar una cierta presencia. Por ejemplo, a principios del siglo XX había mujeres ilustradoras, como demostró la exposición Dibujantas. Pioneras de la Ilustración, que organizó el Museo ABC hace unos años y que circuló por varias localidades.

Las mujeres que recogían habían publicado en prensa, porque venían de los fondos del propio ABC, pero también muchas habían hecho otros trabajos, como por ejemplo ilustraciones para cubiertas de libros (que es, al final, algo muy conectado con el proceso de vender). No es difícil imaginar, por tanto, a ilustradoras detrás de las ilustraciones anónimas de los anuncios.

Además, en los años 20 y 30, ya se hacía marketing de contenidos, aunque entonces no se le llamase de esa manera. Las empresas publicaban revistas corporativas o centradas en las áreas que les interesaban y entre quienes trabajaba para esas compañías también había mujeres.

Regina Opisso, columnista de opinión o escritora de novela rosa anarquista (entre otras muchas cosas), escribió, por ejemplo, para la revista que en los años 30 publicaba Ford.

María Luz Morales es un nombre destacado del periodismo de aquellos años. Fue una de las pioneras en el periodismo de cine y durante la Guerra Civil se convertirá en la primera mujer en ser directora de un periódico generalista, cuando es elegida por sus compañeros como directora de La Vanguardia. También trabajó para marcas: como recuerda Mº Ángeles Cabré en su biografía María Luz Morales. Pionera del periodismo, fue directora en los años 20 de la revista de la productora Paramount Pictures en España. Son solo dos nombres.

Y, en esos años, era cuando estaba empezando la radio y allí también había pioneras: las mujeres hacían anuncios para la radio.

Publicado por Redacción
Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!