Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El concepto de Web 2.0 ha quedado obsoleto
1.770 Shares
  • Presencial y Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas!
  • Escuela de Negocios Top5 en Rankings. Becas de hasta el 65% y ayudas al estudio. Bolsa de empleo
  • Fórmate con IMF y consigue una doble titulación IMF + Universidad Camilo José Cela
  • PuroMarketing

    Parece que tenemos un poco más de definiciones concretas sobre el modo en que se está desarrollando Internet y lo que viene a futuro: el concepto de Web 2.0 ha quedado obsoleto (ya pasaron 7 años desde su nomenclatura) y ahora entramos en un punto de definir a la siguiente fase, aunque todo indica que la Web 3.0 ya llegó hace rato y también ha quedado atrás. Repasemos: el término 2.0 fue acuñado por el especialista en software y código Tim O’Reilly en 2004 y ahora, en una conferencia que brindó en Madrid en la V edición del Foro Internacional de los Contenidos Digitales (FICOD), O’Reilly dijo que la denominación ha quedado “obsoleta” y que lo que se impone es la movilidad y la nube.

    Por eso, como explica la especialista española en marketing digital María José López, lo que viene (en realidad lo que ya llegó) es la fusión entre la Web y el Mundo real, lo que O’Reilly junto al periodista John Battelle llamaron en 2009 Web Squared o Web² (Squared en castellano es “al cuadrado”). ¿Cuál es la diferencia principal? La inteligencia. Así como la 2.0 concebía a la red como una gran participación común (comunidades, aplicaciones, blogs, redes sociales, alojamiento de videos, wikis), la Web² potencia todo esto y le suma lo que venimos observando en los úlimos tiempos: el filtrado, la inteligencia colectiva y sobre todo la fusión y convergencia entre lo virtual y lo real, lo que López denomina como Realidad Aumentada.

    Y la cada vez mayor participación social y la aparición de sensores (smartphones, cámaras) alimentando las aplicaciones y plataformas, hacen que la Web ya no crezca aritméticamente, sino exponencialmente, de ahí el término Web al cuadrado. Por lo tanto, la Web² viene a ser la Web 2.0 multiplicada, una Web Ubicua.

    La Web 4.0 de hoy

    Tim O’Reilly explicó en Madrid que la transmisión de conocimiento a través de la red convierte a los internautas en “un cerebro único” y en una “mente global”, advirtiendo la simbiosis hombre-máquina, que para él es fundamental, ya que lo importante no es el dispositivo sino los servicios a los que está conectado y que adquieren sentido a partir de la información que le facilitan distintos sensores, poniendo como ejemplo un GPS.

    Cuando el término Web 3.0 se mencionó por primera vez en 2006, se hizo foco en la inteligencia artificial, la aparición de las máquinas inteligentes. IBM, siempre un paso adelante, desarrolló este año una supercomputadora llamada Watson que ganó una ronda de tres juegos seguidos de Jeopardy, un concurso de TV de EEUU con preguntas sobre historia, literatura, bellas artes, cultura popular, ciencia, etc; la máquina venció a los dos máximos campeones y ganó un premio de 1 millón de dólares, que la empresa donó a obras de caridad. La idea de IBM y también de Google, es utilizar esta inteligencia artificial para una de las herramientas más preciadas del marketing: conseguir información única. Por caso, se menciona que están desarrollando la novedad de predecir qué canciones serán un éxito, tomando como base información de las webs de música de las universidades.

    La movilidad, que borra las barreras preexistentes entre lo virtual y lo real, y que nos proporciona una Web más rápida y personalizada, también llegó. José Luis Orihuela, experto en el campo de las nuevas tecnologías, lo pone en claro con un par de ejemplos: “Cuando haces una compra en un portal de Internet (mundo virtual), en tu cuenta de banco hay tantos dólares menos (mundo real)“. Y esa compra, claro, puede hacerse desde cualquier sitio donde uno se encuentre online (con un teléfono o una portátil).

    El otro de los conceptos que para O’Reilly hoy tienen valor es el de la nube, término conocido como computación en la nube (Cloud Computing), donde se ofrecen servicios de computación a través de Internet. Aquí, la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio y portátiles, eliminando de a poco los dispositivos de hardware de traslado de información y ahorrando energía, aunque también corriendo el riesgo de no obtener lo que es nuestro si por algún motivo no se puede acceder a Internet.

    El futuro y el presente

    La Web Ubicua, antes mencionada, supone que está ‘u’ de ubicuidad -cualidad que ancestralmente sólo se atribuía a los Dioses, ya que un contexto teológico se refería a una deidad que está presente a un mismo tiempo en todas partes en forma omnipresente- dota a los usuarios de la posibilidad de estar en todas partes, en todos los entramados sociales, teniendo a mano todas las novedades y las tendencias existentes. Hablamos aquí de una Web U (Web You, en inglés, para decir que la Web es Nuestra).

    El gurú Raymond Kurzwei, empresario y científico especializado en ciencias de la computación e inteligencia artificial, vaticinó que en 2029 las computadoras tendrán la potencia de proceso equivalente a la de un cerebro humano, lo que permitirá desarrollar un nuevo sistema operativo Web y avanzar en el campo de la nanotecnología. Kurzweill predice que dentro de 18 años podremos dialogar de forma natural y online con una agente virtual inteligente, a través del cual se podrán realizar operaciones bancarias o de comercio electrónico. Para acceder a Internet, habrá medios delgados, ligeros, portátiles y con muy alta resolución, integrado a los vehículos, y donde existirán implantes neuronales con acceso directo a la Red que mejorarán las funciones cerebrales superiores como la memoria, la velocidad de aprendizaje y la inteligencia en general. Aquí, deberíamos hablar de Web Cerebral.

    Pero estamos terminando 2011 y en plena fase de transformación de procesos: todo es una gran Web 2.0 aumentada, multiplicada, dotada de inteligencia colectiva y donde se fusiona lo virtual y lo real, que podemos denominarla Web 4.0 (la Web 2.0 al cuadrado). En poco tiempo se sumará a grandes volúmenes la inteligencia artificial y tal vez mucho antes de 2029 veamos aplicado el concepto de Web Cerebral. Mientras, esta fase 4.0 sigue avanzando, transformándose y progresando, con el ideal de mejorar la calidad de vida humana, de brindar soluciones y de sociabilizar (más y mejor para todos) su uso y acceso. El logro será que la idea se convierta en acción y ésta en concreción.

  • Comentarios (6)
    • Paco
      Publicado el 24-11-2011
      Hace tiempo que pienso en una computadora que realize lo que quiero sin necesidad de tocarla, simplemente pensandolo. Eso aumentaria mi rendimiento muchisimo al mismo tiempo que reduciria mi esfuerzo. Soy programador j2ee.
      0 Valora este comentario Responder
    • Tomás
      Publicado el 24-11-2011
      Está claro: La disminución de los conocimientos almacenados en el cerebro corre pareja con la facilidad de acudir a 'la Red' para, puntualmente, informarte de lo que necesites. Así que nuestra 'inteligencia' y capacidad de comprensión y memorización va en disminución (véanse los niveles de nuestros jóvenes). Además, el 'poder establecido' usará de esa tecnificación para segmentar a los grupos poblacionales, negar el acceso a todas las fuentes (o a determinadas fuentes) a individuos o... leer más
      Está claro: La disminución de los conocimientos almacenados en el cerebro corre pareja con la facilidad de acudir a 'la Red' para, puntualmente, informarte de lo que necesites. Así que nuestra 'inteligencia' y capacidad de comprensión y memorización va en disminución (véanse los niveles de nuestros jóvenes). Además, el 'poder establecido' usará de esa tecnificación para segmentar a los grupos poblacionales, negar el acceso a todas las fuentes (o a determinadas fuentes) a individuos o colectivos concretos (caso 'Tibet', en China), e incluso, gracias a los nuevos sistemas GPS a punto de implantarse, cada individuo estará constantemente ubicado por quienes detenten el poder, importando poco que esa forma de poder sea esa que va en disminución y llamamos "democracia", o sea una forma nueva y mucho más insidiosa de totalitarismo. Dada mi edad, ésta es para mí una preocupación menor, hoy, pero me acongoja pensar en mis nietos (en los nietos de cuántos hoy estamos aquí). En fin... El artículo me ha gustado, pero abre unas perspectivas a mi juicio sombrías... [leer menos]
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 24-11-2011
      Tomás, gracias por el comentario. Lo que dices es cierto, aunque tal vez un tanto apocalíptico. Espero que los sistemas de poder no se valgan de esos mecanismos para adormecer a sus habitantes.
      0 Valora este comentario Responder
    • Publicado el 25-11-2011
      Recuerdo a una profesora que ya hablaba, hace muchos años, de "analfabetismo por superinformación"... Sólo se librarán los que sepan organizar toda la cantidad de información que se nos cae encima.
      0 Valora este comentario Responder
    • Alberto
      Publicado el 25-11-2011
      Reiros de mí pero llegados a este punto Skynet no es tan descabellado como lo vimos en cine...
      0 Valora este comentario Responder
    • Juan Ignacio Sanz
      Publicado el 30-11-2011
      Es evidente la evolución de la web, desde sus inicios hasta hoy en día. Cuando nació (Tim Berners-Lee), lo hizo buscando un objetivo de compartir y construir información. Ese espíritu cooperativo por fin se ha podido poner en práctica casi 20 años después de sus inicios. La tecnología nos ha permitido romper barreras de tiempo y distancia, y debemos explotar todo ese potencial. Estamos expectantes por las nuevas iniciativas que cada vez como dice el artículo son más emocionantes. Enhorabuena... leer más
      Es evidente la evolución de la web, desde sus inicios hasta hoy en día. Cuando nació (Tim Berners-Lee), lo hizo buscando un objetivo de compartir y construir información. Ese espíritu cooperativo por fin se ha podido poner en práctica casi 20 años después de sus inicios. La tecnología nos ha permitido romper barreras de tiempo y distancia, y debemos explotar todo ese potencial. Estamos expectantes por las nuevas iniciativas que cada vez como dice el artículo son más emocionantes. Enhorabuena por el artículo. [leer menos]
      0 Valora este comentario Responder
  • Anónimo
    Si te ha gustado este contenido, puedes sumarte al debate con tu opinión y comentarios