Contenidos Notas de Prensa Vídeos Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
  • Licenciado en Comunicación Social y Máster en Marketing. Periodista y Analista de Comunicación Digital....
  • Lidera la revolución digital y convierte en un profesional 360º. ¡InFórmate!
  • Máster en SEO y Posicionamiento Web en Buscadores. 100% práctico en IEBS la Escuela Online nº1
  • Programa en Neuromarketing Aplicado: Donde nacen las conductas. ¡InFórmate!
  • PuroMarketing - Marketing, Publicidad, Negocios y Social Media en Español

    Según se refleja en una encuesta reciente a más de 1.500 internautas realizada por parte de la empresa Relevation Research, tres de cada cinco usuarios entrevistados no sigue a ninguna marca en las redes sociales: el 79% de los usuarios de Facebook afirman que no les ‘gusta’ ninguna empresa, mientras que el 75% de los usuarios de Twitter aseguran igualmente no seguir a ninguna marca.

    Pero lo peor del caso es que muchos usuarios se muestran molestos con lo intrusiva que se vuelve en ocasiones la publicidad a través de las redes sociales: a un 60% les resulta molesto y ve como invasivo que las marcas se comuniquen con ellos a través de redes sociales como Twitter o Facebook. Frente a esto, cabe la pregunta: ¿es un panorama desalentador a la hora de crear una estretagia comunicativa en redes sociales?

    No, si se tiene en cuenta cómo hacer para tratar de llegar al público sin ‘venderle’.

    Y esto es algo de lo que pregona el marketing de contenidos, que se enmarca en una estrategia de aportar valor antes de pedir nada a cambio. Primero, y antes que nada, hay que generar autoridad, confianza y credibilidad. Luego, se debe pasar a lo que en inglés se denomina Soft Sell, el arte de presentar una oferta sin insistir: las redes sociales no sirven tanto para vender, sino para recopilar ‘apóstoles’ de nuestra marca (adeptos que se convierten en nuestros máximos defensores).

    Comunicar beneficios y promociones en las redes sociales no debe hacerse con el lenguaje de la oferta tradicional ni mucho menos con el de la venta agresiva: hay que olvidarse de palabras y frases tales como “compranos”, “es barato”, “tenemos la mejor calidad” o “aprovecha nuestras ofertas”. En las redes sociales, vender ya no vende: hay que utilizarlas para construir marca y relaciones y también para aportar algo interesante y constructivo.

    El presente del marketing es el storytelling, es decir contar historias. Y ese contenido de valor para el consumidor hará que el mensaje se difunda. Luego, la gente ‘nos comprará’ por sí misma si tenemos en cuenta algunos pilares básicos que se deben mantener en las redes sociales: creatividad, constancia, sentido común y cooperación.

    Licenciado en Comunicación Social y Máster en Marketing. Periodista y Analista de Comunicación Digital....
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar