Noticia
Consumidores
Los consumidores podrían estar a punto de reducir drásticamente su consumo ¿Se avecina una debacle para las marcas?
Dos de cada tres españoles reconocen que no tiene ahorros suficientes para afrontar que el mercado empeore
Publicado por Redacción

La inflación se ha convertido en uno de esos elementos que los marketeros deben tener siempre presentes y que los directivos no pueden perder de vista. Sin embargo, es solo la punta de lanza de un futuro complicado en el que las cosas se podrían poner muy cuesta arriba para las marcas. ¿Se avecina una debacle para marcas y empresas? ¿Es el futuro próximo un escenario lleno de incertidumbres y problemas? Los consumidores podrían estar a punto de hacer un apagón en sus patrones de consumo.

El CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, acaba de lanzar una alerta a los mercados en una conferencia, avisando de que se avecina un "huracán". "Ahora mismo las cosas están soleadas, las cosas están bien", señala, apuntando a que parece que los reguladores del mercado estadounidenses parece que podrán controlar la situación.

"El huracán está ahí a la vuelta de la esquina viniendo en nuestra dirección", alerta, señalando que la subida de tipos de interés en EEUU, la guerra en Ucrania y la inflación creciente están creando un contexto poco propicio para el gasto. El mercado no está preparado y la gente "escribirá sobre esto en los libros de historia durante 50 años". No va a ser exactamente como la crisis de 2008, pero tampoco será bonito.

Las palabras del directivo están muy ligadas al mercado estadounidense, que es el que analizaba en la conferencia, pero las cosas no son tan diferentes fuera de ese sector. Es decir, el temor a un parón en el consumo sobrevuela todos los mercados.

Lo que ocurre en España

Un estudio reciente de la OCU y Euroconsumers ha apuntado qué está ocurriendo en España. "El incremento del IPC y la guerra de Ucrania afectan ya decisivamente a los hábitos de consumo, tanto en el ámbito de la energía y la movilidad, como en el de las compras y el ocio", concluye el estudio. Según sus datos, el 42% de los españoles ya está comprando lo más barato en el super y un 33% ha aplicado recortes a sus salidas a bares y restaurantes. Un 29% apunta que o no compra o ha dejado para más tarde hacerse con ropa.

La cuestión puede ser además peor en el futuro próximo, porque uno de cada tres consumidores reconoce que no tiene ahorros suficientes para afrontar un empeoramiento de la situación. Si los precios vuelven a subir, no podrán hacerles frente. Cuatro de cada cinco creen que los precios de la energía y los carburantes seguirán subiendo y dos de cada tres tiene pavor ahora mismo al gasto. Prefieren ahorrar por lo que pueda pasar.

Lo que supone para las marcas

Todo ello cambia por completo el contexto en el que se mueven las marcas y obligará a las compañías a replantearse qué hacen y cómo. Para la industria, esto implica tener muy presente que sus consumidores quieren gastar menos y están preocupados por sus patrones de gasto y lo que supondrá el futuro. Cambiar la estrategia de precios y el diseño de productos parece inevitable.

Pero, además, esto también cambia las cosas en marketing y publicidad. El mercado que recibe esos mensajes es muy diferente al que los recibiría en otro contexto distinto.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!

Video LIVE!

El evento comienza el 29 de Junio a las 18:30

Puro Marketing Day 2022: Sigue el evento en Vivo

VI edición del Marketing Day, que por primera vez pasa a denominarse Puro Marketing Day. Se trata de un evento en el que profesionales de las principales marcas y agencias...