PuroMarketing

Es probable que si le preguntásemos a un consumidor cualquiera qué cambio ha notado tras la entrada en vigor de la Ley Europea de Protección de Datos, la RGPD/GDPR, ahora que ya se pasó el frenesí del primer momento, que su respuesta fuese una concreta. Lo más probable es que reconociese que ahora su bandeja de entrada está mucho más vacía de lo que estaba. Ya sea porque no respondió a los muchos emails que pedían que volviese a confirmar su permanencia, ya sea porque las marcas en cuestión purgaron su base de datos, es más que probable que ahora su bandeja de entrada parezca más ligera.

Todos esos mails de menos hacen que los que sigue recibiendo no se vean como una especie de abrumadora penitencia, que no sienta que están simple y llanamente abrumando la bandeja de entrada y saturando a quien las recibe. Que sean menos hace que se vean con muchos mejores ojos.

Esa percepción, detrás de la que no hay nada científico, coincidiría, eso sí, con lo que dicen las estadísticas. Porque, aunque en un primer momento la RGPD/GDPR se veía con temor dentra de la industria y se temía que fuera un golpe de gracia para el email marketing, lo cierto es que lo que ha logrado ha sido todo lo contrario. La RGPD ha hecho que el email marketing sea mucho más efectivo y que los envíos tengan una vida mucho más saludable.

Más positivo, según los marketeros

Eso es lo que acaba de demostrar un estudio de DMA. Los propios marketeros tienen sentimientos positivos con respecto a la normativa europea de protección de datos. Solo un 20% se manifiesta en contra de forma clara y apunta que no cree que las leyes hayan tenido un impacto positivo. Un 56%, sin embargo, asegura que sus sentimientos ante la cuestión son positivos.

Lo que está claro es que la importancia del email marketing no se ha visto comprometida. Antes de la entrada en vigor de la ley se veía como una herramienta crucial. Tras la puesta en marcha de la normativa sigue viéndose del mismo modo. Un 91% de los responsables de marketing entrevistados asegura que para ellos el email marketing es un canal de marketing importante.

Los consumidores ven con mejores ojos al email marketing

Lo interesante de los datos del estudio es, sin embargo, lo que dice sobre cómo se comportan los consumidores. En general, se podría decir que las estadísticas permiten concluir que están mucho más felices con todo lo que reciben por email y que además prestan mucha más atención a los envíos.

Así, un 74% de los encuestados asegura que ha visto como, en los últimos doce meses, crecían las aperturas de emails. No solo eso: un 75% también reconoce que han visto un aumento de los clics que logran sus newsletters. En los datos que tradicionalmente lastraban al email marketing también se ha producido una mejora. Un 41% de los encuestados asegura que reciben menos solicitudes de baja y un 55% menos quejas de que son spam.

El estudio solo da datos estadísticos concretos sobre el estado de las cosas, pero no es difícil teorizar sobre por qué esto ha sucedido. ¿Por qué la ley europea ha logrado que los consumidores presten más atención a los envíos de email marketing y que los abran más e interactúen más con ellos?

La clave está, posiblemente, en cómo la aplicación de la normativa ha configurado la bandeja de entrada de sus mails. Ahora tienen no solo menos mails sino también posiblemente los que les resultan más interesantes (¿quién no aprovechó el boom de mails para darse de baja de todas aquellas empresas a las que no recordaba haber dado sus datos o de la que estaba más bien harto?). Que apetezca ver qué cuentan es por tanto más probable.