Artículo
Twitter
El inesperado giro final del drama de la compra de Twitter: Elon Musk propone pagar el precio inicial 
Musk intentaría evitar así pasar por los tribunales, donde está convocado a testificar a finales de semana
Publicado por Raquel C. Pico
Periodista especializada en marketing, tecnología y cultura. Como escritora, autora...

La compra de Twitter por parte de Elon Musk se convirtió en uno de esos momentos dramáticos – si en el análisis de negocios se pudiese sacar las palomitas, uno de esos – que protagonizan titulares allá por primavera. De forma inesperada, y sin que la red social estuviese en venta, Musk lanzó una propuesta de compra, que Twitter rechazó. El porqué de este movimiento estaba vinculado al hecho de que Musk creía que Twitter contaba con un elevado potencial, que no estaba aprovechando (o eso creía).

Aunque la dirección de la red social estaba muy en contra de la propuesta, al final tuvo que acabar capitulando. Twitter se vendió por 44.000 millones de dólares, aunque como es habitual en estos movimientos la compra tenía por cerrar aún ciertos flecos. Fueron esos flecos los que se convirtieron en una pesadilla reputacional para la red social, porque en los meses siguientes Elon Musk intentó salirse del proceso de compra que él mismo había iniciado. El proceso se enrareció de forma brutal, con un cruce de acusaciones.

Musk acusó a Twitter de no dar los datos que quería, no siendo transparente, y, sobre todo y más dañino, de que su base de usuarios estaba llena de bots. Entre medias, parte de la base de usuarios había llamado al boicot y lamentado que Musk fuese a asumir el control de la red social.

De una manera o de otra, la compra estaba siendo una pesadilla reputacional para Twitter. También una corporativa, porque las acciones de la red social se empezaron a desplomar. Musk no podía simplemente echarse atrás – el propio acuerdo de compra tenía blindajes que lo impedían – y la compra – o no – de Twitter estaba llamada a ser el drama judicial del otoño.

Musk capitula y pone otra vez la oferta sobre la mesa

Pero todo podría acabar en nada y el drama de Twitter podría estar llamado a tener un final sorprendente, un giro de trama que lo llevará a la fase inicial de la historia. Musk acaba de proponer comprar Twitter por el precio original de su propuesta, esos 44.000 millones de dólares.

Es lo que dos fuentes cercanas han confirmado a The New York Times y lo que se acabó convirtiendo en noticia de última hora en los medios estadounidenses. Musk, según este acuerdo, pagará por cada acción de Twitter 54,20 dólares, tal y como estaba previsto. La noticia hizo que la cotización en Wall Street de los valores de la red social se disparase: estaban más de 10 dólares por debajo de ese precio.

La gran cuestión ahora es si Twitter aceptará esta oferta o no, porque esta es la propuesta de Musk. En su cuenta para inversores, Twitter simplemente ha confirmado que ha recibido la oferta del directivo. “La intención de la compañía es cerrar la transacción a 54,20 dólares por acción”, añaden, sin más datos.

Con ello, el directivo se evitaría pasar ante el tribunal, porque el proceso judicial de Twitter contra él está en marcha y a finales de esta semana Musk está citado a declarar. Esta oferta, como recuerda el Times, podría ser una maniobra del equipo legal de Musk en su negociación con Twitter. Cerrar la compra y llegar a acuerdo fuera de los tribunales les evitaría, tanto a Musk como a la propia Twitter, que sus trapos sucios se lavasen en público y, por tanto, ante las audiencias globales.

Publicado por Raquel C. Pico
Periodista especializada en marketing, tecnología y cultura. Como escritora, autora...