Noticia
Tecnología
Solo el 29% de las empresas está usando el big data para hacer predicciones

El big data es una de las soluciones que va a cambiar el futuro de los negocios. Las empresas se basarán - algunas lo están haciendo ya - en sus conclusiones para tomar decisiones, diseñar estrategias y modificar sus planes de futuro, diseñarán sus productos basándose en lo que diga el análisis de datos y establecerán cómo llegar al consumidor basándose en ello.

Pero, sin embargo y a pesar de la importancia que los propios responsables de negocio otorgan a esta tecnología, solo el 29% de las empresas encuestadas en el informe Industrial Internet Insights for 2015, elaborado por GE y Accenture, lo está usando ya para hacer análisis predictivo o mejorar sus operaciones de negocio, a pesar de que en general los encuestados consideran que el big data es importante para tomar decisiones de negocio.

Por el momento, el big data se está quedando sobre todo en aspectos más técnicos. Según el estudio de Accenture y GE, el 65% de las empresas está usando el big data para realizar control de equipos y monitorizar posibles problemas operativos (con lo que convierten en un sistema de alerta previa a los fallos tecnológicos) y un 62% lo usa para reunir grandes cantidades de datos dispersos, que llegan de fuentes diversas y muy diferentes.

Esta situación, a tenor de lo que los diferentes estudios han ido concluyendo a lo largo de los últimos años, no deja de ser un tanto arriesgada. El potencial del big data va más allá de servir de simple chivato tech. "Pocas áreas tecnológicas tienen tanto potencial para mejorar la posición financiera y la posición global comercial de una empresa que el análisis predictivo", recuerdan Kristian Steenstrup y Stephen Prentice, dos de los analistas de Gartner, en la presentación de los resultados del informe de Accenture y GE.

Las aplicaciones del big data son de hecho muy variadas. Pueden servir para conocer realmente el, por así decirlo, corazón de los clientes, tiene un papel crucial en la retención de los consumidores y ayuda a potenciar la experiencia de cliente.

Pero sí hay interés

La posición de partida que pinta este informe no implica que las empresas no tengan interés en el big data. Un estudio de Gartner reciente señalaba que el 73% de las compañías tiene planes de presente o de futuro inmediato para lanzarse al big data.

Según el estudio de Accenture y de GE, los ejecutivos están bastante seguros de que el big data puede marcar la diferencia. El 66% está convencido de que su empresa podría perder la posición de mercado en la que se encuentra de aquí a tres años si no adopta una estrategia de big data y no incorpora por tanto esta tecnología a su compañía. De hecho, el 88% - una cifra incluso superior - de los directivos encuestados señala que el big data es una de las prioridades principales en su firma.

A estos porcentajes se suma el 93% que ya está detectando nuevos competidores en el mercado que están usando el big data para ser diferentes a la oferta de la competencia.

Para qué usar el big data

El estudio permite también establecer una primera aproximación a lo que las empresas esperan del big data. El 49% de los encuestados apuntan que sus compañías quieren que el big data les ayude a crear nuevas oportunidades de negocio (y así nuevas fuentes de ingresos). Un 60% está convencido de que conseguirán mejorar su rendimiento económico gracias a una mejora en la gestión de la empresa empleando las conclusiones que arroje el análisis de datos.

Estas previsiones van muy en línea con lo que las compañías han esperado de forma recurrente del big data. El aumento de los beneficios, el aprovechamiento de recursos y la experiencia de cliente son los puntos de mejora habituales que se esgrimen cuando se habla de las ventajas del big data.