PuroMarketing

El big data es muy importante para las empresas y los responsables de las mismas son plenamente conscientes de su importancia. Y no solo eso: están bastante contentos de las oportunidades que las herramientas de análisis de datos generan para sus compañías.

Así lo demuestra el último estudio de Accenture sobre percepción del big data por los responsables corporativos. La consultora recabó opiniones de los responsables de áreas tecnológicas, analíticas y de gestión de datos (incluidos responsables de marketing y estrategia) de empresas de 19 países de todo el mundo. El 92% de los mismos señaló que estaban "satisfechos" con la integración del big data y el 82% apuntó que esta tecnología era "extremadamente importante" o "muy importante" para la transformación de su negocio en la era digital.

"Los negocios están en un punto de transición, en el que en vez de hablar sobre los potenciales resultados que pueden conseguirse del big data, se están dando cuenta de sus beneficios reales, incluyendo el aumento de los ingregos, el crecimiento de la base de consumidores leales o unas operaciones más eficientes", explica Narendra Mulani, senior managing director en Accenture Analytics. "Están reconociendo que el big data es una de las piedras angulares de la transformación digital", añade.

Pero ¿para qué usan las compañías las conclusiones que extraen del big data? La información modifica su estrategia de negocio y se emplea para tomar decisiones más eficientes, que van desde el trato con los consumidores hasta el lanzamiento de productos.

De hecho, según los datos del estudio de Accenture, el principal uso que se le da al big data por parte de las empresas es el de encontrar nuevas fuentes de ingresos (94% de las compañías encuestadas así lo hace). La solución también ayuda a la hora de crear nuevos productos y nuevos servicios. El 89% de los encuestados consideran que las empresas lo usan de forma moderada o extensiva para ello.

El área de atención al cliente es una de las que, con sus diferentes patas, tiene un uso también más extensivo. El 90% de las empresas usa el big data para adquirir consumidores y retenerlos y, preguntando en qué creen que el big data genera oportunidades tangibles en el mundo de los negocios, señalan un 47% que para ganar clientes y un 51% que para mejorar la experiencia de uso de sus consumidores. El uso que el big data tendrá en el futuro en la gestión de la atención al cliente será incluso mayor (o con un impacto más profundo): el 63% de los encuestados considera que el área de las relaciones con el consumidor será donde el big data tendrá un mayor impacto en los próximos cinco años. El 58% cree que será en el área de desarrollo de producto y el 56% en operaciones.

De dónde salen los datos

Tarjetas de fidelización, tarjetas de crédito o navegación en internet son algunos de los puntos básicos en los que las empresas encuentran datos. "Hoy en día, hasta las cosas más simples, como las cañerías del agua, pueden generar y dar datos", señala Narendra Mulani. "Mientras el internet de las cosas está haciendo aparecer fuentes y cantidades masivas de datos, las nuevas tecnologías de big data están ayudando a descubrir conclusiones de negocio cruciales de esos datos", añade, apuntanto que no implementar soluciones de big data es "perder una oportunidad" para crear un nuevo activo de negocio.

Según las conclusiones de Accenture, más del 60% de los entrevistados señalaron que en sus empresas se han implementado ya herramientas de big data, frente a un 36% que ni lo ha hecho ni lo está haciendo.

Por supuesto, implementar soluciones de big data en las empresas no es tan sencillo y, por muy atractivos que sean los resultados, tiene ciertos riegos. A las compañías les preocupa la seguridad de los datos (es la principal preocupación, con un 51% de respuestas positivas), pero también el presupuesto (47%) y el no contar con talento suficiente para gestionar esta información (41%). Los data scientist, los profesionales que saben leer los datos haciéndoles las preguntas adecuadas, son uno de los perfiles más demandados de cara al futuro y también uno de los que presenta más problemas de fichaje. Muchas son las empresas que los quieren, pero muy pocos son los data scientist en el mercado.

No todas las empresas juegan con las mismas armas

Hasta ahora, las grandes historias de éxito del big data han llegado de las grandes compañías ya que no todas las empresas están igualmente preparadas para adoptar el big data o sacarle partido. El estudio de Accenture ha confirmado que la estrategia en big data es diferente si se la firma analizada es una gran compañía o una de menor tamaño.

Las firmas más grandes han visto ya en mayor grado la importancia de los datos y los consideran ya muy importantes para su negocio y sus ejecutivos están ya más concienciados que los de las pequeñas empresas sobre el potencial de los datos y sobre el cambio que supondrá para sus estrategias de negocio.