PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Los smartphones triunfan entre los consumidores pero, ¿lo hace entre todos los estratos de usuarios por igual? Lo cierto es que el comportamiento de los clientes es diferente según sean sus características sociodemográficas, económicas y culturales pero los expertos coinciden en afirmar que hay un colectivo en el que este dispositivo ha calado profundamente: las madres.

Es lo que se desprende del Informe 2015 sobre el estado de la maternidad moderna llevado a cabo por la página web BabyCenter, que ha encuestado a madres con hijos de hasta ocho años de cinco países diferentes: Estados Unidos, Brasil, Canadá, China y Reino Unido. Los resultados son especialmente significativos pues confirman que para este colectivo el móvil inteligente es ya su dispositivo favorito.

Al menos, en lo relativo al uso que de él hacen a la hora de navegar, ver la televisión y comprar online, pues se ha situado a la cabeza de su utilización por parte de las integrantes de este particular y exigente colectivo. De hecho, este dispositivo también se ha situado a la cabeza en lo que respecta al uso que estas hacen de los smartphones para ahorrar dinero a través de las ofertas a las que acceden gracias a ellos.

En concreto, el estudio subraya que el móvil inteligente ha eclipsado al portátil en lo que a acceso a la red por parte de las madres del mundo se refiere. Y es que un 93% de las consultadas confirma que usan regularmente estos dispositivos, frente a un 76% que dicen que utilizan ordenadores portátiles.

Del mismo modo, esta tendencia e inclinación por los smartphones se confirma en lo que respecta a la cantidad de tiempo que las mamás dedican a utilizar las nuevas tecnologías. Así, el promedio de uso de los móviles inteligentes se sitúa en 2,1 horas diarias, frente a tan solo una hora que registran los ordenadores portátiles. Asimismo, estas mujeres aseguran que pasan 1,9 horas de media al día viendo la televisión.

Este comportamiento es, para los responsables del estudio, una muestra de cómo el smartphone se ha configurado como un dispositivo central en la estrategia de publicidad y marketing de toda marca. Es lo que sostiene Julie Michaelson, jefa de ventas global de la compañía BabyCenter, quien insiste en que las marcas han de apostar por estos dispositivos "en lugar de utilizar campañas de televisión o en medios convencionales".

Las mamás millennials, un público accesible

Asimismo, el informe revela que la maternidad trae consigo cambios en los comportamientos de las consumidoras de cara a las marcas, especialmente entre las clientes que forman parte de la generación millennial. Así, tres de cada cuatro madres millennials encuestadas señalaron que son propensas a saltarse los anuncios en televisión, no así en lo que respecta a los contenidos publicitarios que reciben a través de los móviles inteligentes.

Además, este grupo de edad sostiene que están más atentas a ver anuncios digitales que convencionales. Tanto, que la investigación reveló que un 56% de las madres millennials eran más propensas a prestar atención a este tipo de mensajes que a los que les ofrecen otros soportes. Del mismo modo, el documento también muestra que las madres más jóvenes como son las millennials perciben la publicidad en móviles inteligentes de una manera más positivas que las madres que forman parte de la generación X.

Cambios en las formas de comprar

En paralelo, las encuestadas también reconocieron que tanto la maternidad como el embarazo habían cambiado sus hábitos de compra. En concreto, un 44% de las encuestadas señaló que había comenzado a realizar compras a través de su teléfono móvil, bien mediante páginas webs, bien mediante aplicaciones móviles de las marcas.

Del mismo modo, la mayoría de las madres también reconocieron el poder del smartphone a la hora de llevar a cabo sus compras en establecimientos físicos. Así, el 62% de las encuestadas reconoció que utilizaban el móvil mientras se encontraban dentro de un establecimiento físico. ¿El motivo? La búsqueda a través de la red de mejores precios en otros locales o mediante la red. Del mismo modo, tres de cada cuatro entrevistadas señaló que los anuncios que más les interesaban y consumirían son los relacionados con ofertas, ventas y descuentos. Todo ello buscando el ahorro de dinero a la hora de llevar a cabo sus compras. Sin duda, estamos ante unas consumidoras conectadas digital y a través del móvil, pero también frente a un perfil tremendamente utilitarista.