PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Hace ya más de un año que Facebook anunció la compra de Whatsapp y desde ese momento han sido muchos los que han especulado en torno a la posibilidad de que la compañía de Mark Zuckerberg le sacara rendimiento de forma directa. Y es que recordemos que el anuncio de la compraventa de la aplicación de mensajería instantánea obligó a la plataforma social generalista más utilizada del mundo a desembolsar la nada desdeñable cantidad de 22.000 millones de dólares.

Un esfuerzo que para los responsables de Facebook merecía la pena, dado el potencial de la aplicación, que en la actualidad cuenta con más de 800 millones de usuarios en todo el mundo. Sin embargo, el principal escollo que hasta el momento han tenido que sortear se sitúa en el lado de los ingresos de Whatsapp, que a día de hoy sigue financiándose a través del precio anual de la aplicación, menor a un euro.

Es por ello que a pocos extraña que ahora Facebook esté intentando mejorar el rendimiento de esta solución tecnológica de forma directa, a través de chats entre los consumidores y las marcas. Una primera vía para hacer negocio que se ha convertido en un rumor creciente en los últimos tiempos y que según recoge Bloomberg podría materializarse en la vida real, aunque eso sí: en más tiempo del que podamos pensar.

En concreto, Facebook se encuentra considerando la posibilidad de configurar un chat entre consumidores y empresas a través de Whatsapp. De hecho, se advierte que la aplicación de mensajería podría llegar a utilizar algunas de las funciones que ya se están probando con Facebook Messenger, como es el caso de la conversión entre marcas y clientes. Sin embargo, esta interacción y llegada al público objetivo por parte de las empresas en Whatsapp no les saldría gratis, pues tendrían que pagar a la red social dueña de la aplicación.

Por su parte, el director financiero de Facebook, David Wehner, se ha referido a este tema y ha confirmado la posibilidad de dar salida financiera a esta aplicación. De hecho, el pasado lunes en una conferencia de tecnología en Boston organizada por JP Morgan confirmó la viabilidad del proyecto, aunque recalcó que se trata de una opción más a corto plazo que a largo plazo.

El atractivo de Whatsapp

La solución aportada por Facebook significaría una fuente significativa de ingresos para la compañía. Y es que a los 800 millones de usuarios que utilizan una aplicación tan sugerente como es Whatsapp hay que añadir la percepción que los clientes tienen de ella así como el ritmo, velocidad e intensidad de la utilización que hacen de la misma.

En concreto, Whatsapp se ha convertido en una herramienta de poderoso engagement para los usuarios más jóvenes, aquellos que se encuentran entre los 16 y los 19 años, según un estudio de Global Web Indez (GWI), en el que se sostiene que esta solución informática es la segunda más utilizada por este estrato de consumidores, solo por detrás de Facebook Messenger.

Ello se debe a las características internas de la aplicación, entre las que destacan los grupos de conversación entre distintos contactos, la interacción sin fronteras o la posibilidad de insertar imágenes y sonidos en las conversaciones. Lo que ahora queda por ver es el tipo de comunicación que las marcas elegirán para dirigirse a los usuarios a través de Whatsapp, lo que estos pagarán por las campañas de publicidad y la efectividad de las mismas.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo